Los socios de Pedro Sánchez reclaman más políticas progresistas en lugar de cambios de caras

“El rumbo de la legislatura va a depender mucho más de los contenidos que de las personas que estén en el puente de mando”, remacha Pablo Echenique, en consonancia con ERC y PNV

Pedro Sánchez escucha a Pablo Echenique el día 12 en el Congreso.
Pedro Sánchez escucha a Pablo Echenique el día 12 en el Congreso.Jaime Villanueva

Los socios del PSOE en la coalición de Gobierno y sus aliados parlamentarios han acogido con bastante contención y expectación la profunda remodelación que el presidente, Pedro Sánchez, ha ejecutado en la cúpula del Partido Socialista y en la portavocía en el Congreso. Pero Unidas Podemos y ERC, PNV, EH Bildu y Más País, que son los partidos que habitualmente respaldan la mayoría de las iniciativas y proyectos del Ejecutivo en este mandato, vienen recordando en las últimas semanas que les importan más las “políticas progresistas” y de izquierdas que los nombres de quienes las llevan a cabo.

Eso sí, tanto desde UP como desde ERC, EH Bildu, el PNV o Más País ya advirtieron entonces que esas promesas deberían concretarse en “hechos”. Algunos portavoces de esas formaciones —sin querer entrar a debatir u opinar sobre el perfil de los nuevos nombres de la cúpula del PSOE incorporados por Sánchez, y que serán ratificados este sábado en el comité federal— insisten en esa idea de fondo. Les gustan las palabras y la música del nuevo mensaje, más progresista, del presidente, pero ahora quieren concreciones. Son conscientes de que el PP de Alberto Núñez Feijóo aprieta, de que hay riesgo de un Gobierno de la derecha con la ultraderecha de Vox, como señalan muchas encuestas, y vaticinan que se presenta un otoño económico y político caliente, de extenderse el virus que ha afectado de plano a gobiernos y presidentes de otros países de Europa como consecuencia de la crisis de la guerra de Ucrania y el alza de precios.

Echenique se preció este viernes de que él ha podido trabajar en lo que va de legislatura “igual de bien” con el hasta ahora portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, como con su antecesora, Adriana Lastra, que el lunes anunció su retirada temporal de la política por estar en pleno embarazo de riesgo, y avanzó que espera seguir haciéndolo de la misma manera ahora con Patxi López, el nuevo portavoz. El portavoz de UP descartó que esos ajustes tengan que afectar al funcionamiento de la coalición gubernamental, pero reiteró algunas de sus recurrentes demandas.

La primera consecuencia de esta crisis vivida en el PSOE para la coalición será el retraso en la reunión de la comisión de seguimiento del pacto pedida oficialmente por la vicepresidenta Yolanda Díaz, que esta semana se ha desplazado a EE UU en un viaje oficial, por las discrepancias aireadas sobre el aumento del gasto previsto para el Ministerio de Defensa. Díaz no ha querido en esa gira comentar nada de los nuevos nombramientos en otro partido.

Unidas Podemos valoró el giro constatado por Sánchez en el debate de la nación, pero ahora reclama más. “Cuando te quedas a la mitad, tienes problemas para comunicar a la ciudadanía”, aseguró este viernes Echenique. Y pidió al PSOE actuaciones más ambiciosas para mejorar sus perspectivas electorales: “Eso puede permitir que revalidemos el Gobierno a finales de 2023″.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un pronunciamiento muy similar hizo Íñigo Errejón, el líder de Más País, en línea con lo que subrayó en el debate sobre el estado de la nación: “El cambio definitivo debe ser el golpe de timón anunciado por el presidente y este debe cumplirse. Hace ya cinco meses dijimos que la legislatura había llegado a un punto de bifurcación y que, en adelante, todo dependería de cómo respondiese el Gobierno a una sola pregunta: ¿quién va a pagar la crisis, cómo se van a repartir las cargas?”.

Errejón tampoco ha comentado nada sobre los nuevos portavoces socialistas, pero ha insistido: “Nuestra relación con el Gobierno dependerá fundamentalmente de si el rumbo anunciado es real, con todo lo que ello implica: control de precios, protección de salarios y refuerzo de los servicios públicos, así como la aceleración en las nuevas energías limpias e industrialización verde”.

Desde ERC solo recordaron que, al margen de los cambios en el PSOE y de la buena relación que siempre ha tenido su portavoz, Gabriel Rufián, con Lastra, lo que ahora esperan “son hechos”.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, interpreta la crisis en el PSOE en clave electoral y como una “mimetización completa entre el Gobierno y el partido”. Esteban matiza que las relaciones de su formación y del Ejecutivo vasco con el central son “directas” y no dependen ni de ninguna portavocía ni de otro tipo de estructura interna del PSOE. Y dio la bienvenida al exlehendakari Patxi López como nuevo portavoz socialista en el Congreso para “colaborar para el bien de Euskadi”.


Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS