Pilar Alegría: “Feijóo es el primo de Rajoy, pero vago en conocimientos”

La nueva portavoz de los socialistas y ministra de Educación: “El PSOE sabe ganar elecciones y saldremos a ganar, unidos somos imparables”. “En la coalición con Unidas Podemos deberíamos bajar el ruido, pero lo fundamental es el resultado”.

Pilar Alegría, ministra de Educación y nueva portavoz de la ejecutiva del PSOE.
Pilar Alegría, ministra de Educación y nueva portavoz de la ejecutiva del PSOE.Claudio Alvarez

Pilar Alegría (La Zaida, Zaragoza, 44 años), ministra de Educación desde hace un año, asume ahora la responsabilidad de ser la cara y la voz de la Ejecutiva del PSOE para esta próxima y crucial etapa electoral. Este verano, otra vez, se ha quedado sin vacaciones, pero el 13 de agosto se enfrenta al reto de ser la pregonera de su pueblo y convencer a sus 450 vecinos.

Pregunta: ¿Por qué el presidente del Gobierno no explica la razón y el sentido de esta remodelación que ha hecho en el PSOE?

Respuesta: Bueno, yo creo que sí. En todos los partidos políticos siempre ha habido momentos de cambios y el cambio ahora es, por un lado, porque acaba un curso político y, por otro, porque encaramos una nueva etapa, una nueva época que va a durar hasta 2023, que es un año electoral. Lo que se busca es seguir reactivando especialmente al partido y buscar esa reconexión con la ciudadanía en un momento complicado. No se puede olvidar lo que llevamos desde el inicio de la legislatura, haciendo frente a situaciones difíciles y ahora, con este cambio, se da por cerrado un curso político donde ha habido hitos importantes —la cumbre de la OTAN, el propio debate sobre el Estado Nación— y ahora hay que encarar y dar esa marcha más para enfocar este año electoral.

P. ¿Pero no debería el presidente explicar las razones en el comité electoral de su partido?

R. Las explicaciones importantes que el presidente tiene que dar son las que verdaderamente importan a la gente de la calle, sobre qué es lo que está haciendo el Gobierno para atender la situación que estamos viviendo desde la pandemia y ahora con la guerra, y sobre todo el proyecto que tiene a futuro, porque aquí también estamos pensando en volver a aprobar los nuevos Presupuestos del Estado. O cómo vamos a enfocar la presidencia de la Unión Europea en el próximo semestre del año 2023. Es decir, tenemos también proyectos de futuro. Donde el presidente tiene que volcarse, y no solamente el presidente sino todo el Gobierno y todo el partido, es en explicar las respuestas o las soluciones que este Gobierno está poniendo sobre la mesa para proteger a la clase media trabajadora en este momento tan difícil.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. Si ahora se valora que estos cambios tensionan y dan más garra al Gobierno, ¿por qué no se hicieron hace un año o incluso en el 40º congreso del PSOE de hace nueve meses en Valencia?

R. Esas decisiones a mí no me corresponden. Llevo un año como ministra y a mí, ahora como portavoz de la ejecutiva, lo que me corresponde es poner más intensidad al trabajo explicativo de lo que estamos haciendo.

P. En este sentido, ¿qué puede hacer diferente a como se estaba haciendo hasta ahora?

R. Lo primero es reconocer y agradecer el trabajo de mis antecesores, porque ser portavoz de un partido que está en el Gobierno no está exento de dificultades. Esto es como una carrera de relevos y cada persona tiene su forma de ser y de comunicar. Lo que yo he hablado con el presidente es trasladar un mensaje con claridad, de cercanía a los verdaderos problemas de la gente, y agudizar la empatía en un proceso de escucha activa.

P. En esa línea, ¿no cree que el presidente Pedro Sánchez está en muchas ocasiones demasiado metido en la burbuja de La Moncloa, de los actos oficiales, de las cumbres internacionales, y que pisa poco la calle, las gasolineras o los supermercados?

R. El presidente ha demostrado desde el primer momento en esta legislatura llena de dificultades que está dispuesto a remangarse y afrontar los problemas de cara, que es lo que se espera de un líder. Y sí, la cumbre de la OTAN ha sido un éxito para el Gobierno y el país, pero la pasada semana ha estado en los incendios, y así seguirá, al lado de muchísimos ciudadanos que estas semanas han visto peligrar su vida, sus casas y sus enseres más importantes.

P. El presidente habló en el comité federal sin ninguna autocrítica de “ir a por todas, apretar el acelerador y salir a ganar todas las elecciones en 2023″. ¿Cómo se hace eso?

R. Creo que el PSOE suele hacer bastantes ejercicios de autocrítica, pero ahora, siendo importante reconocer errores, es más importante imprimir realismo a lo que sucede. Y frente a una legislatura con pandemias, catástrofes naturales y la guerra de Ucrania, nuestra actitud es la de buscar soluciones realistas. Cosa, por cierto, muy distinta a lo que pasó aquí en la última crisis, que se vivió en 2008, o lo que pasaría si estuviera gobernando el señor Feijóo y el PP. Lo que hemos detectado en estos tres meses de liderazgo de Feijóo en la derecha es que es el primo de Mariano Rajoy, pero aún más vago en el desconocimiento de muchos contenidos. La única empatía de Feijóo es con los privilegiados. Se indigna con el impuesto para la banca. Plantea cheques para ricos mientras vota en contra de proteger a los trabajadores.

P. ¿Qué deberes le ha puesto el presidente a su ejecutiva para este año tan electoral?

R. El PSOE sabe ganar elecciones. Lo hemos demostrado a lo largo de la historia y es verdad que ahora hay muchos, especialmente la derecha y sus altavoces, que piensan que todo está ganado. Se equivocan. Nosotros vamos a salir a ganar. Sabemos ganar y además queremos ganar. Que nadie piense que el PSOE va a bajar los brazos. Diré una cosa: cuando el PSOE está unido y en forma, llevamos muchos años demostrando que somos imparables.

P. ¿Habrá incorporaciones de miembros del gabinete a candidaturas locales en mayo de 2023?

R. Lo desconozco.

P. Lo digo porque se ha abierto el calendario de primarias y las autonómicas no están tan lejos. ¿Cuál querría que fuera su futuro? Porque muchos la apuntan como relevo de Javier Lambán en Aragón

R. En Aragón tenemos un presidente socialista que ganó las últimas elecciones del año 2019 y, como aprobamos en el comité federal, en los territorios donde tenemos presidentes no deben pasar por primarias. Tendremos un candidato que será el actual presidente. Y mi futuro es mi presente, ministra de Educación y una de las voces de mi partido.

P. ¿Pero se le puede decir no a un presidente cuando ofrece un cargo?

R. Depende. Hay que escucharlo y se puede hablar.

P. ¿Gobernar con los maximalismos y el ruido que muchas veces genera Podemos se ve que es difícil y puede costarles votos o será, en cualquier caso, inevitable?

R. Es un primer Gobierno de coalición con dos partidos con trayectorias diferentes, pero para mí lo realmente importante no es el debate o las divergencias que puedan surgir y, efectivamente, deberíamos bajar la intensidad de sus decibelios. Lo fundamental es el resultado. Desde que estamos gobernando hemos aprobado más de 150 normativas legislativas y muchas de ellas absolutamente fundamentales: reforma laboral, salario mínimo, ingreso mínimo vital, ley de Formación Profesional. Y aquí los gobiernos que han dado una muestra clara de inestabilidad absoluta han sido todos los que nacieron de las coaliciones de PP, Ciudadanos y Vox, que no han terminado ninguno la Legislatura.

P. ¿A usted le incomoda que Bildu apoye proyectos no solo sociales en el Congreso, como la Ley de Memoria Democrática?

R. A mí lo que más me incomoda, molesta e indigna es que el PP nunca haya arrimado el hombro, ni apoyado ninguna propuesta de este Gobierno en el Parlamento.

P. ¿Pero sobre Bildu le resulta indiferente si apoyan una medida si es buena para el resultado?

R. Soy consciente de la fragmentación que tenemos en el Parlamento y de que, cuando llevamos una ley, tenemos que buscar apoyos y respaldos de los que representan a los ciudadanos españoles dentro de esa Cámara.

P. ¿Algún día los escolares en Cataluña tendrán un 25% de las clases en castellano?

R. Si nos referimos concretamente a la sentencia del 25%, el Gobierno ha sido muy claro en el cumplimiento de las sentencias en este país, y más cuando son sentencia firme, son obligatorias. De la misma manera, diré que tenemos que ser profundamente respetuosos también con las decisiones del Poder Judicial, y en este caso la potestad es del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y respetamos los plazos y los tiempos. Y, por otro lado, sobre el uso partidista de lenguas, en especial por la derecha y el PP, creo que es un profundo y grave error. Y lo importante es que en la Ley de Educación queda muy bien plasmado que los chavales en todas las comunidades de lengua cooficial, desde Galicia, Euskadi, Cataluña, la Comunidad Valenciana a Baleares, cuando acaben su enseñanza obligatoria y su enseñanza básica, serán competentes en ambas lenguas.

P. ¿Becar a familias con ingresos superiores a 100.000 euros es constitucional?

R. Rompe lógicamente con el principio de redistribución. Yo, además, no lo llamaría beca, le llamaría cheque, un cheque para ricos o para personas que no lo necesitan para costear los estudios de sus hijos. Esta no es la propuesta de Isabel Díaz Ayuso, es la del PP. Mejorar o ampliar becas a personas que están cobrando en torno a los 6.000 o 7.000 euros netos al mes es vivir muy alejado de la realidad.

P ¿Este Gobierno y este equipo acabarán la legislatura? Lo digo porque hay quien especula con que podría haber otro ajuste de cara a las autonómicas y municipales de mayo.

R. La vocación es que sí. Los equipos no dependen de mí, pero lo que sí va a terminar este Gobierno es la legislatura.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS