Pedro Sánchez está convencido de que el ciclo favorable del PP ha acabado y las siguientes elecciones serán del PSOE

Los socialistas constatan con encuestas que los ciudadanos aceptan las medidas aprobadas aunque con reticencias por los socios en que se apoyan

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en la foto de familia tras el Comité Federal del PSOE, el sábado en Madrid. Foto: JESÚS HELLIN 2022 (EUROPA PRESS) | Vídeo: EPV

El presidente Pedro Sánchez fue el primero en ser consciente el pasado sábado de que a su partido le hacía falta cuanto antes una inyección de optimismo, ánimo y energía para afrontar en otra disposición el importante año electoral que se presenta para 2023. A puerta cerrada, y para dar carpetazo a los nuevos ajustes aplicados a su ejecutiva en el comité federal, Sánchez tomó de nuevo el micrófono y arengó a los presentes con su convicción de que lo peor electoralmente ya había pasado para el PSOE: “El ciclo de elecciones favorables al PP se acabó, las de mayo son las nuestras y las vamos a ganar, y luego las generales”. El PSOE maneja encuestas que les indican que los ciudadanos entienden y valoran las medidas adoptadas por el Ejecutivo ante la actual crisis, pero no refrendan a los socios que las apoyan.

El primer discurso del secretario general del PSOE ante el comité federal —máximo órgano del partido entre congresos— fue en abierto, duró algo más de 50 minutos y se centró en la emergencia ecológica ante la evidencia de los destrozos de todo tipo que están ocasionando los incendios en este verano abrasivo. Los relevos en la cúpula del partido, con el cambio de la vicesecretaría general y número dos, de la portavoz de la ejecutiva, y del portavoz en el Congreso, más la creación de un “núcleo duro interno de decisión”, no los explicó ni argumentó directamente. Indirectamente, sin embargo, todos los presentes entendieron el mensaje.

El equipo anterior en la dirección del PSOE había tocado fondo, tras encarar diversas crisis externas e internas, y ahora tocaba el relevo por caras y voces más frescas y aguerridas para publicitar mejor la relevancia de lo que se está haciendo en el Gobierno y para dar la batalla ante las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2023, y las generales de finales de ese año. Esta conclusión es compartida por hasta una decena de dirigentes del PSOE y del Gobierno del máximo nivel consultados por este periódico.

El líder socialista, además, tiene la teoría de que el PSOE no está tan mal como refleja la mayoría de las encuestas de opinión y hasta el último CIS de su amigo José Félix Tezanos, que sitúa por primera vez en la legislatura al PP de Alberto Núñez Feijóo dos puntos por encima. Ni acepta tampoco la tesis del inevitable cambio de ciclo. Sánchez, según expresan miembros del Gabinete y de la cúpula del PSOE, sostiene que el PP se ha beneficiado de una corriente política en territorios favorables para ese partido donde se han convocado elecciones por anticipado. Es lo que sucedió hace un año en la Comunidad de Madrid de la popular Isabel Díaz Ayuso, esta primavera en Castilla y León (al final con una victoria por la mínima) y, finalmente, en la Andalucía de Juan Manuel Moreno, que ya había dado un toque de atención sobre los estertores del socialismo hace tres años.

En el PSOE defienden que esos triunfos “no son del PP, ni del de Feijóo ni tampoco del de Pablo Casado”, sino más bien nominalistas. Y subrayan ahí los ejemplos del tirón particular y diferente en cada caso de Ayuso, “por populista”, o de Moreno, “por moderado y transversal”. Vaticinan que mayo de 2023 será diferente.

Sánchez argumenta que ese periodo beneficioso para el PP ya se acabó. En el discurso de cierre ante el comité, y parte también del que emitió en abierto, el líder del PSOE enfatizó mucho la importancia de las elecciones autonómicas y municipales: “Nuestras elecciones son las de mayo y las vamos a ganar como hicimos en 2019, yo lo creo″. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, presidente de la Federación de Municipios y Provincias y regidor más votado de España, le había puesto en suerte esa misma idea al augurar que el PSOE “las ganará holgadamente”. Caballero explicó luego, a la salida, que en esos comicios locales y regionales todos los cargos del partido se implican y movilizan mucho más porque son más conscientes de lo que se juegan directamente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El PSOE ganó claramente los comicios locales de 2019 con 6.657.119 votos (29,26 %) y 22.329 concejales, frente a los 5.058.542 de sufragios (22,23 %) y 20.325 ediles del PP en toda España. PSOE y PP, al final, casi empataron a 2.800 alcaldes. Los socialistas, eso sí, lograron gobernar en nueve autonomías y en otras dos cogobiernan.

Sánchez no lo evidenció explícitamente, pero detrás de sus mensajes estaba precisamente la intención de animar y tensionar más al partido ante la larga campaña que servirá de prólogo a las generales en las que quiere ser refrendado como presidente. En el camino hay varias pruebas complicadas a superar, con el otoño económicamente complicado, la negociación y las cesiones a los socios para el próximo presupuesto del Estado y el ruido por las discrepancias en el seno de la coalición con Unidas Podemos.

En el PSOE han encargado encuestas para comprobar cómo han sido acogidas por la ciudadanía las medidas anticrisis aprobadas en varios decretos. El aparato de Ferraz ha corroborado así dos cosas de manera palmaria: los electores aprueban y respaldan “porque han sido bien entendidas” la mayoría de las reformas emprendidas (ingreso mínimo vital, reforma laboral o subida de las pensiones) y también el impuesto a las grandes empresas y la banca sobre sus beneficios extraordinarios estos años, pero no aceptan y critican a los socios elegidos para llevarlas a cabo.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS