Detenido por fabricarse un fusil de asalto con una impresora 3-D en su casa de A Coruña

El arrestado era muy activo en un chat español de aficionados al montaje casero de armas de última generación

Un hombre ha sido detenido en A Coruña tras haber fabricado en su casa un subfusil de asalto AR-9 con una impresora 3D. El arma semiautomática estaba prácticamente terminada y ensamblada con un montaje híbrido de piezas compradas y otras fabricadas mediante fibra PETG. Un juzgado de Betanzos ordenó la detención el viernes pasado después de que “agentes especializados en el ciberpatrullaje” detectaran al ahora detenido, quien está acusado de los delitos de fabricación y tenencia ilícita de armas, como uno de los protagonistas de un canal internacional en castellano para aficionados a la fabricación de armas.

La investigación se inició precisamente cuando policías de la Comisaría General de Información, con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de A Coruña, vieron que había un gallego que era un miembro muy activo del foro de aficionados a montar armas, donde se ofrecía para dar consejos y facilitar documentación acerca de la elaboración de armas en 3D. La mayoría de los participantes en el citado grupo de intercambio son de España y Latinoamérica, según un comunicado difundido esta mañana por la policía.

Los agentes lograron dar con la casa, situada en un lugar apartado, “lo que facilitaba la actividad ilícita del detenido”, se dice en la nota. El viernes pasado se produjo el registro de la casa, donde fue localizado el taller donde completaba la fabricación de las armas. Las partes metálicas de sus ingenios los fabricaba en su lugar de trabajo, aprovechando “sus conocimientos técnicos en la fabricación de piezas metálicas”.

El detenido disponía en su taller privado de tres máquinas de impresión, dos ordenadores, planos y documentación de elaboración de armas, una ballesta tiragomas de gran potencia, una ballesta modificada por el detenido junto a un gran número de flechas, dos miras telescópicas o varias armas airsoft entre otros efectos incautados. También disponía de una gran cantidad de rollos de fibra PETG, piezas ya ensambladas de varias armas.

La fabricación de armas perfectamente operativas mediante impresoras 3D se ha convertido en un nuevo quebradero de cabeza para las fuerzas de seguridad. Ya en 2020, la Policía Nacional desmanteló en la llamada Operación Odilo, en la que fue detenida una persona que manejaba dos impresoras 3D, tenía ya hechos 19 armazones de arma corta elaborados con estas máquinas y diversas piezas fundamentales. El resto de las piezas de armas las obtenía por compras en internet vía paquetería postal.

En mayo hubo un congreso en la Universidad de Leiden (Países Bajos) sobre la amenaza de las armas impresas en 3D, donde 120 participantes de 20 países constataron la amenaza que supone la fabricación de armas de última generación de manera casera. El AR-9 es un subfusil semiautomático, que disparas balas del calibre 9 milímetros. Es un arma muy popular en Estados Unidos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS