Al menos 11 heridos en el incendio de Bejís al bajarse de un tren amenazado por las llamas

La maquinista detuvo el convoy e iba a emprender la marcha atrás cuando los heridos, tres de ellos graves, han salido por las ventanas. Hay también dos bomberos heridos por el fuego que afecta a la misma zona

Imagen del incendio de Bejís, en Castellón, este martes.Foto: GVA 112 (GVA 112) | Vídeo: EPV

Al menos 11 personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, al bajarse de un tren que se había detenido ante la amenaza de las llamas provocadas por el incendio de Bejís, en el sur de Castellón. El convoy, compuesto por tres coches con 48 viajeros a bordo, completaba en la tarde de este martes el tramo comprendido entre Masadas Blancas y Barracas. Ante la proximidad de las llamas, la maquinista ha detenido el vehículo para emprender el ruta de vuelta hacia Caudiel. En el lapso de tiempo en el que el convoy ha estado detenido para dar marcha atrás, algunos viajeros, pese a las advertencias de la maquinista de que se mantuvieran en el interior del tren, han roto varias ventanas y han saltado de los coches por el miedo a ser alcanzados por el fuego mientras estaban inmovilizados, según fuentes de Renfe.

Una vez fuera, los viajeros han sido sorprendidos por las llamas, que estaban prácticamente al lado del tren. Algunos han sufrido quemaduras y todos han vuelto de nuevo al convoy, que ha podido finalmente reanudar la marcha atrás hacia Caudiel. Allí han acudido los servicios de emergencia para atender a los viajeros. Entre los heridos graves, todos por quemaduras, uno ha sido trasladado en helicóptero al hospital de La Fe de Valencia y los otros dos por el Servicio de Asistencia Médica de Urgencias (SAMU) a La Fe y al hospital Clínic. Dos de las heridas graves son mujeres y una de ellas está intubada. Otra persona con quemaduras menos graves ha sido derivada a Sagunt. “Lo importante ahora son las personas y hacer caso a las autoridades”, ha indicado el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, esta tarde desde Viver, localidad próxima a Bejís, que se mantiene en una situación “extremadamente complicada”. El nivel de pre-emergencia por riesgo de incendios forestales es extremo en toda la Comunidad Valenciana, salvo en el litoral de Castellón, que es bajo.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha informado este martes de que Renfe está colaborando con los efectivos de Protección Civil para atender a los viajeros que lo necesiten tras el incidente del tren, a los que se está facilitando también transporte para volver a sus casas. Tanto Bejís, de unos 400 habitantes; como la localidad próxima de Toràs, con alrededor de 250 vecinos, y la de Teresa, con 245 censados, han tenido que ser desalojados esta tarde. El incendio ha obligado a desplegar 20 medios aéreos, procedentes de la Generalitat, del Gobierno, y de otras comunidades como Castilla La Mancha, Murcia y Aragón. Su perímetro es de 20 kilómetros y ha afectado a 670 hectáreas de una zona de alto valor ecológico, según ha explicado la consejera de Interior de la Comunidad Valenciana, Gabriela Bravo, por la mañana.

El presidente de la Generalitat ha informado esta tarde también de que dos bomberos han resultado heridos en el incendio de Bejís. A las tres de la tarde se ha producido un cambio de dirección en el viento que ha echado por tierra toda la estrategia para la extinción del incendio. De hecho, el puesto de mando avanzado estaba ubicado en Bejís, y se ha trasladado a Viver, donde se espera que las condiciones meteorológicas cambien este miércoles y permitan la contención de las llamas. Viver ha tenido que ser confinado también a última hora de esta tarde ante el avance de las llamas.



Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS