Feijóo pide a Sánchez sentarse a negociar nuevas medidas energéticas tras votar que no al decreto

El líder del PP hace este movimiento después de decidir que su partido se oponga frontalmente a las restricciones, varias de las cuales había reclamado antes de que el Consejo de Ministros aprobase la norma

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, saluda a una vecina mientras hace un tramo del Camino Portugués, a 25 de agosto de 2022, en Pontevedra. Foto: BEATRIZ CÍSCAR / EUROPA PRESS | Vídeo: Europa Press

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, propone al presidente del Gobierno sentarse a negociar nuevas medidas de política energética, después de que el PP haya decidido votar que no al primer paquete de iniciativas en el decreto que convalida hoy el Congreso. Desde Galicia, Feijóo ha criticado este jueves las medidas adoptadas por el Ejecutivo aunque Bruselas ha felicitado a España por adoptarlas. “Ante esta improvisación y esta opacidad, nosotros planteamos al Gobierno sentarnos para hablar no solamente de cuestiones frívolas como sacarse una corbata y decirle a un comerciante que apague a su escaparate a las diez de la noche aunque la tienda esté abierta, sino de medidas de política energética”, ha afirmado el presidente popular en declaraciones a los periodistas. “Hablemos de cómo podemos mejorar nuestra producción de energía, de qué políticas energéticas queremos en el ámbito impositivo, si tiene o no sentido seguir con recaudaciones de 4.000 millones de euros por emisiones de CO2 y, en definitiva, de qué infraestructuras energéticas tenemos que plantear”.

Feijóo hace este movimiento tras decidir que el PP se oponga frontalmente al decreto energético, una norma que contiene medidas de contención del uso del aire acondicionado que han sido celebradas por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, perteneciente a la familia del PP en Europa, y después de que él mismo planteara este verano la necesidad de adoptar planes de ahorro energético. El líder popular ha sido arrastrado al rechazo frontal al decreto por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, según interpretan algunos dirigentes populares, después de que la baronesa madrileña liderara en avanzadilla la oposición al plan anunciando un recurso de inconstitucionalidad en su contra.

Sin embargo, el movimiento de Feijóo no tiene visos de ir adelante, al menos en el corto plazo, porque la relación entre el Gobierno y el PP pasa por uno de sus peores momentos después del choque por el Poder Judicial de la semana pasada. Fuentes oficiales del PP descartan que el líder popular vaya a llamar a Sánchez, con el argumento de que corresponde al presidente tener la iniciativa porque es quien gobierna. En La Moncloa consideran en cambio que es Feijóo quien tiene que mover ficha tras su oferta. El curso político arranca con un problema de incomunicación entre Gobierno y PP.

“Somos optimistas y creemos que hoy podremos lograr que de nuevo el Parlamento convalide los tres decretos leyes y aprueba definitivamente las tres leyes “, ha declarado el ministro español de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Histórica, Félix Bolaños, durante una visita a París, informa Marc Bassets. “Cuando el Gobierno gana las votaciones en el Congreso, ganan los ciudadanos”, proclamó Bolaños en un mensaje en los jardines de la Residencia de la embajada de España. El ministro se había desplazado a la capital francesa para participar en los actos de homenaje del 78° aniversario de la liberación de París al final de la Segunda Guerra Mundial. En París, Bolaños dirigió las críticas a Feijóo. “El plan de ahorro energético”, afirmó, “contiene medidas de sentido común, en línea con las que se han aprobado en Francia o en Alemania, y en línea con las que está pidiendo la Comisión Europea”. Y se preguntó: “¿Cómo es posible que España no tenga una oposición que sea europea, que sea razonable, que no esté absolutamente siempre en el no?”.

En Francia algunas medidas de ahorro ya se han adoptado, pero el Gobierno debe presentar un plan definitivo en septiembre. El partido francés hermano del PP, Los Republicanos, se han derrumbado en las elecciones recientes y ya no es una fuerza de alternancia: los dos principales partidos de oposición, la extrema derecha de Marine Le Pen y la izquierda euroescéptica y anticapitalista de Jean-Luc Mélenchon, plantean una oposición frontal a las iniciativas del presidente centrista, Emmanuel Macron.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS