Feijóo acusa a Sánchez de “aceptar un chantaje de Bildu” con los acercamientos de los exjefes de ETA Txapote y Parot

El líder popular usa la figura de Miguel Ángel Blanco para criticar el acercamiento de presos etarras hoy, 11 años después de que la banda terrorista anunciara su disolución

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, este jueves en Zaragoza.
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, este jueves en Zaragoza.Fabián Simón (Europa Press)

Alberto Núñez Feijóo había preparado este jueves un acto sobre la apertura del curso escolar, con una propuesta de cheque de ayuda económica a las familias con hijos, pero han sido sus declaraciones sobre ETA las que se han llevado todo el protagonismo. El líder del PP ha acusado al presidente del Gobierno de “aceptar el chantaje de Bildu” con los acercamientos a las cárceles vascas de los exjefes de ETA Txapote y Henri Parot, conocidos ayer. Feijóo ha rememorado además el asesinato del concejal popular Miguel Ángel Blanco en 1997, a quien la banda mató tras secuestrarle en los años de la llamada “socialización del sufrimiento” (cuando la banda añadió a su diana a políticos y periodistas), para criticar el traslado de uno de sus verdugos y de otros presos etarras hoy, 11 años después de que ETA anunciara su disolución.

“No vale todo en política para seguir siendo presidente del Gobierno. Sabíamos que Bildu estaba muy cómodo con el Gobierno, porque siempre lo ha dicho. Lo que no sabíamos cuál era el último precio que el Gobierno iba a pagar a Bildu por su apoyo al último real decreto ley”, ha criticado Feijóo en Zaragoza. “A cualquier persona normal, que conozca un poco la historia reciente, esta mañana le ha sentado mal el desayuno. De los 13 etarras que se han acercado, Parot y Txapote fueron condenados por 53 asesinatos, a 5.300 años… Ver que hemos celebrado hace poco el aniversario de la muerte de Miguel Ángel Blanco… Miguel Ángel Blanco murió porque el Gobierno del PP no aceptó el chantaje del acercamiento de los presos de ETA con delitos de sangre sin que previamente se hubiesen arrepentido o colaborado con la justicia. Ha muerto por eso, y ahora su asesino está el País Vasco”, ha censurado el jefe de los conservadores.

Aunque el Gobierno de José María Aznar no aceptó el chantaje de ETA durante el secuestro de Miguel Ángel Blanco para acercar en ese contexto a todos los presos etarras al País Vasco, sí que ordenó traslados de presos de ETA a prisiones próximas al País Vasco durante su mandato. En concreto, entre 1996 y 2004, los Gobiernos de José María Aznar ordenaron 574 traslados. Por su parte, entre 2011 y 2018, Mariano Rajoy ordenó traslados en 229 ocasiones.

El contexto de los acercamientos de hoy es muy diferente, ya que ETA anunció el cese definitivo de su actividad armada el 20 de octubre de 2011. El PP argumenta que, a pesar de ello, la banda no está colaborando con el esclarecimiento de atentados sin resolver, mientras el Gobierno de Pedro Sánchez subraya que el cumplimiento de la pena cerca del entorno social y familiar no es un beneficio penitenciario, sino un derecho de todos los internos, y que “desaparecida ETA y su actividad terrorista, no se puede vulnerar ese derecho, que además en ningún caso supone reducción de condena ni nada parecido”, apuntan fuentes gubernamentales.

Con todo, Feijóo ha continuado percutiendo a Sánchez por este asunto y los acuerdos con Bildu, un tema que el PP ha definido como una de las principales líneas de desgaste contra el presidente socialista. “Estoy convencido de que muchísimos votantes socialistas esto no lo van a aceptar. Lamento que mi Gobierno esté aceptando el chantaje permanente durante los últimos cuatro años de la formación política Bildu. Lo lamento como español y, sobre todo, como político. Los políticos no podemos hacer cualquier cosa con tal de mantenernos en el poder. Le aseguro que con Bildu no habrá este tipo de relación en el caso de que los españoles quieran cambiar de Gobierno. Bildu vive mejor que nunca con Sánchez. Con nosotros tiene que volver a aceptar que no es posible, sin pedir perdón, sin colaborar con la justicia en el esclarecimiento de los asesinatos, no es posible esta política penitenciaria. Le pido disculpas en nombre de la política a todas las víctimas del terrorismo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No obstante, algunas víctimas de ETA, como el periodista Gorka Landaburu, han cuestionado al PP sus declaraciones, arrogándose la representatividad de todas las víctimas. “Sra. Cuca Gamarra”, ha escrito Landaburu en la red social Twitter, refiriéndose a la secretaria general del PP. “Se lo vuelvo a explicar: Cuando acercaron a cárceles del País Vasco a los que intentaron asesinarme, les dije que no me alegraba por ellos, pero sí por sus familias. Ahora, mantengo lo dicho para Txapote y Parot. No hable en nombre de las víctimas de ETA”.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS