Los negociadores del Poder Judicial llegan a su primera reunión sin expectativas de acuerdo a corto plazo tras incumplir la ley

Algunos vocales conservadores apuestan por alargar la negociación hasta la visita del comisario europeo de Justicia, a final de mes

El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, preside el pleno del órgano, el 8 de septiembre.
El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, preside el pleno del órgano, el 8 de septiembre.CGPJ (CGPJ/EFE)

Los interlocutores designados por los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para negociar los nombramientos de los dos magistrados del Tribunal Constitucional se reúnen este viernes por primera vez, pero las expectativas de que del encuentro salga un acuerdo son nulas, según miembros consultados en el sector progresista y en el conservador. El propio formato del encuentro, que se celebrará por videoconferencia por los “problemas de agenda” planteados por los consejeros propuestos por el PP, aleja la posibilidad de que la reunión sirva para algo más que para una primera aproximación. El sector progresista llega dispuesto a empezar a hablar de candidatos sobre los que pudieran alcanzar un acuerdo, pero los vocales conservadores descartan poner ya nombres sobre la mesa y pretenden limitar esta primera reunión a fijar “las bases” del diálogo. En este grupo hay vocales que abogan ya por alargar la negociación hasta finales de mes, cuando está prevista la visita del comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders.

La primera reunión entre conservadores y progresistas para negociar la designación de los dos magistrados del Constitucional que les corresponde elegir se celebra tres días después de que, el pasado martes, se cumpliera el plazo legal para hacer esas designaciones. Los conservadores ya avanzaron la semana pasada que no se sentían vinculados por esa fecha (fijada en la última reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial) y esta semana han confirmado su postura al posponer al viernes la primera reunión con los progresistas. Al encuentro asistirán, por parte progresista, Álvaro Cuesta, Roser Bach y Rafael Mozo; y por los conservadores, José Antonio Ballestero y Carmen Llombart, miembros del ala más dura de los vocales propuestos por el PP.

El bloque conservador, aunque hasta ahora actúa unido, no es monolítico. Algunos vocales son partidarios de agilizar la negociación e intentar llegar pronto a un pacto, postura que también defiende el presidente del Consejo Carlos Lesmes. Pero otros son abiertamente reacios a pactar y, aunque en el pleno celebrado el pasado 8 de septiembre aprobaron las reglas de la futura votación, se oponen a cerrar ya un acuerdo. “Antes de hablar de nombres hay que hablar de más cosas”, apunta un vocal conservador, partidario de que se aborde en una negociación conjunta la renovación del Constitucional y la del Consejo y que exige conocer los nombres que baraja el Gobierno para el Constitucional (en la renovación pendiente el Ejecutivo tiene que designar a dos magistrados y el Consejo a otros dos) antes de que el CGPJ vote a sus elegidos.

Los progresistas han aceptado la reunión por videoconferencia con la intención de que pueda servir para abrir formalmente la negociación, pero pretenden que los próximos encuentros se celebren de forma presencial porque aseguran que eso agilizaría las conversaciones. Este viernes intentarán que salga del encuentro un calendario de futuras reuniones, aunque la impresión unánime de este sector es que en el grupo de vocales propuestos por el PP hay una mayoría que pretende “dilatar” la negociación. Los progresistas asegura estar dispuestos a dialogar sobre todo lo que se plantee, pero vocales por de este grupo consultados señalan que si, pasado un tiempo razonable no hay avances, habrá que buscar alternativas.

El papel de Lesmes puede ser determinante, aunque, por ahora, se mantiene al margen de la negociación, según vocales de ambos sectores. El presidente se reunió con varios consejeros los primeros días de septiembre, pero desde que el pleno fijó las reglas para la votación y todos los vocales parecieron mostrarse dispuestos a negociar, Lesmes se ha mantenido en un segundo plano, aunque sí ha hablado con algunos de los consejeros conservadores del ala más dura para pedirles que favorecieran el pacto. Miembros progresistas apuntan a que si las conversaciones se estancan, es posible que tenga que dar un paso al frente para solventarlo. La designación de los magistrados del Constitucional necesita 12 de los 19 votos del pleno. Los progresistas suman ocho; los conservadores, once. Si un sector de los vocales propuestos por el PP rechaza cualquier posibilidad de pacto a corto plazo, la única posibilidad pasaría por que Lesmes consiguiera convencer a tres conservadores para unir sus votos a los de los progresistas. Vocales de uno y otro sector no descartan esta opción, aunque aseguran que por ahora no se ha planteado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS