Podemos pone en marcha la maquinaria electoral y se reivindica como la “fuerza transformadora” ante los comicios de mayo

El foro de otoño del partido, que se celebrará del 4 al 6 de noviembre, servirá de escaparate para sus candidatos tras el proceso de primarias

La secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge; la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra; y la ministra de Igualdad, Irene Montero, el viernes pasado en la sede de Podemos.
La secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge; la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra; y la ministra de Igualdad, Irene Montero, el viernes pasado en la sede de Podemos.Marta Fernández Jara (Europa Press)

Ante un escenario adverso para el partido, con la derecha al alza en buena parte del territorio y las alianzas dentro del grupo todavía en el aire, Podemos pone en marcha ya su maquinaria electoral. A ocho meses de las municipales y autonómicas del próximo mayo, la formación que dirige la ministra Ione Belarra celebra este viernes la primera reunión de su comité de campaña autonómico. Bajo el lema “la fuerza transformadora”, la organización dará el pistoletazo de salida en noviembre a una gira en la que reivindica el que, afirma, es su papel de “liderazgo” en los principales cambios de los últimos años.

En plena crisis con Izquierda Unida y las negociaciones para concurrir juntos en los territorios en marcha, fuentes de Podemos han anunciado también que la Universidad de Otoño, el foro de reflexión del partido previsto entre el 4 y el 6 de noviembre, servirá para “presentar” y dar, por tanto, visibilidad a sus candidatos coincidiendo con el cierre del proceso de primarias internas. Las jornadas contarán con “referentes internacionales y figuras de la sociedad civil” y se “debatirán y fijarán estrategias” para impulsar su proyecto y hacer frente a la “agenda neoliberal y reaccionaria”, trasladan las mismas fuentes.

Inmediatamente después, Podemos tiene previsto comenzar una gira con actos por toda España en la que se implicará buena parte de la dirección estatal y cargos de los territorios. Aragón, Madrid y Asturias serán las primeras paradas de ese recorrido, plazas en las que el acuerdo con otras formaciones políticas es, a priori, especialmente complejo. “En parte porque no son las más sencillas y porque son sitios donde creemos en los que tenemos que poner mucho énfasis y apoyo a nivel estatal”, ha justificado la secretaria de Organización, Lilith Verstrynge, la elección de estas comunidades.

Hace justo una semana, en un discurso ante el órgano de dirección del partido, Belarra reivindicó a Podemos como la “principal organización” del espacio de UP, un liderazgo que ha sido cuestionado desde la salida de Pablo Iglesias de la política institucional en 2021 y con la construcción del futuro proyecto de la vicepresidenta Yolanda Díaz. La campaña impulsada este viernes por el comité electoral hace hincapié de nuevo en el papel protagonista de su fuerza política en las transformaciones experimentadas en los últimos años y se emplaza a seguir jugando “con humildad” un papel “clave” en el Ejecutivo. Tras los problemas para negociar una coalición de izquierdas en Andalucía, donde un acuerdo de todos menos Podemos acabó dejando fuera del registro oficial al partido, las relaciones con IU no atraviesan su mejor momento. La cadena de destituciones de altos cargos y el ruido generado entre ambas formaciones como consecuencia de ese conflicto amenaza con enrarecer las conversaciones para revalidar y ampliar las confluencias en los territorios. Además, estos últimos días ha trascendido que las dos fuerzas políticas abordaron en una reunión en junio, poco después del batacazo electoral andaluz, la posibilidad de prescindir ya de la marca Unidas Podemos en los próximos comicios.

En la práctica, la fórmula tuvo ya un uso dispar en 2019 y en todo caso, de ratificarse esa decisión, la denominación podría seguir utilizándose en aquellas zonas donde tiene un arraigo y ha funcionado bien. Ante los interrogantes y consciente de lo complicado de una cita que puede servir de termómetro para las generales previstas en noviembre de 2023 —la implantación desigual en los territorios es uno de los puntos débiles de la formación—, Podemos ha decidido acelerar sus procesos internos. “Para llegar en las mejores condiciones y dado que no está sencillo el panorama electoral, tenemos que aprovechar todo el año, empezar cuanto antes y reivindicar lo que somos”, ha reconocido Verstrynge. Una manera también de presionar al resto de fuerzas para que se definan cuanto antes. Los partidos de Belarra y Alberto Garzón ya han manifestado su interés por cerrar las alianzas de aquí a fin de año para evitar ir a un escenario como el Andalucía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Paula Chouza

Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS