Yolanda Díaz alerta de que el PSOE y Unidas Podemos están aún “muy lejos” de un pacto para los Presupuestos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, rebaja la tensión: “Estoy convencida de que llegaremos a un acuerdo y lo haremos pronto”

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, en una comparecencia en el Congreso.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, en una comparecencia en el Congreso.Sergio Pérez (EFE)

No es lo habitual, pero Yolanda Díaz ha elevado este lunes la presión sobre su socio de Gobierno al asegurar que PSOE y Unidas Podemos se encuentran todavía “muy lejos” de llegar a un acuerdo sobre los Presupuestos del próximo año. En un tono más duro del que acostumbra, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo ha reprochado ante los medios que haya cuestiones de las que se está hablando en la negociación sobre las que un “Gobierno progresista no debería discutir”. “Estamos preocupadas porque las conversaciones no avanzan y el PSOE tiene bloqueados los Presupuestos”, ha denunciado también por su parte la portavoz de Podemos, Isa Serra.

La ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, no comparte las alarmas del socio minoritario del Ejecutivo y se ha mostrado segura de que el Ejecutivo logrará aprobar los Presupuestos y que entrarán en vigor el 1 de enero de 2023. “Ambas formaciones que componemos el Gobierno sabemos de la importancia de contar con unos nuevos Presupuestos en tiempo y forma. Quiero enmarcar esas palabras [de la ministra de Trabajo] en el contexto que ocurren, cuando se está ultimando una negociación. Estoy convencida de que llegaremos a un acuerdo y lo haremos pronto”, ha afirmado en una comparecencia en Ferraz. Fuentes de la dirección federal atribuyen las declaraciones de la ministra de Trabajo a “los tirones” habituales dentro de la coalición ante la cercanía de la presentación de los Presupuestos y el cuadro macro para el próximo ejercicio. El contexto político, pendiente del proyecto Sumar que abandera Díaz, también influye.

En declaraciones a los medios a su llegada al Congreso, Díaz ha desgranado los cinco bloques de medidas sobre los que pivota la negociación con el PSOE, recogidos en un documento que UP trasladó a sus socios antes del verano: ingresos públicos, permisos, medidas para hacer frente a la inflación, la transición ecológica y otras de carácter social. “Estamos todavía muy lejos en la negociación”, ha manifestado. “ Mientras, no alcancemos un acuerdo aquí, no va a haber Presupuestos. Pero estoy segura de que lo vamos a alcanzar”, ha matizado Díaz.

En el apartado tributario, Unidas Podemos plantea tres modificaciones. La primera afecta al impuesto de Sociedades. El tipo efectivo está en el 3,8% y la formación izquierdista quiere que alcance el 15%. En segundo lugar, el impuesto a las grandes fortunas —que el PSOE ya asume, aunque aún se está cerrando y UP quiere que sea permanente— y la armonización fiscal y en tercer lugar, una reforma para gravar más en el IRPF las rentas del capital frente a las rentas de los trabajadores.

También la portavoz de Podemos, Isa Serra, se ha mostrado “preocupada” por el que ha definido como un “bloqueo” en las negociaciones. “Estamos ante un momento en el que es vital que llevemos a cabo transformaciones profundas” y en el que las cuentas han de servir para “hacer frente a las consecuencias económicas y sociales derivadas de la guerra”, abordar las “transformaciones pendientes” y “dar certezas políticas” hacia el final de la legislatura, ha subrayado. Para Podemos es clave que estas cuentas incluyan un presupuesto específico para la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad (la propuesta es hasta seis meses) y una prestación universal por crianza contempladas en la ley de familias que ultima el ministerio de Ione Belarra, así como medidas en la dirección de la reformas en materia fiscal. El partido, además, liga el acuerdo de los PGE al desbloqueo de dos leyes que se encuentran varadas en el Congreso desde hace tiempo: la de vivienda y la de seguridad ciudadana.

Los avisos de Unidas Podemos colisionan con el interés de La Moncloa y Ferraz, empeñados en rebajar el ruido en la coalición de Gobierno por el desgaste que conlleva a ocho meses de las elecciones autonómicas y municipales y con las generales previstas para finales de 2023. “Unidas Podemos pone excesivamente el foco en las diferencias”, reprocha uno de los principales ministros del PSOE. “Somos ya expertos en navegar en las negociaciones presupuestarias en una pandemia y ahora con la guerra de Ucrania, pero está la necesidad de ser prudente sobre las negociaciones: no me van a encontrar subrayando las diferencias, sino resaltando lo que nos une”, ha insistido Montero. “Los ciudadanos necesitan de los poderes públicos y, por tanto, de actualizar las cuentas públicas, que marcan la senda de un país”, ha zanjado la ministra de Hacienda y número dos del PSOE.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS