Arrestado por atracar dos veces el banco del que era cliente

El detenido, con antecedentes por otros delitos contra el patrimonio, se refugió en casa de un familiar e ingresó en un centro de desintoxicación de Burgos antes de ser localizado

El atracador de bancos reincidente en una imagen facilitada por la Guardia Civil. Foto: GUARDIA CIVIL | Vídeo: EUROPA PRESS

Conocía tan bien la oficina bancaria de Villamediana de Iregua (7.900 habitantes, La Rioja) que la asaltó dos veces en cuestión de cuatro meses. La Guardia Civil ha detenido a un hombre en Burgos por asaltar el pasado agosto con una pistola la sucursal bancaria de la que era cliente en este municipio riojano y robar 4.000 euros en efectivo. El sospechoso ya había sido arrestado por un atraco en el mismo lugar, que supuestamente cometió en abril, y en el que obtuvo un botín de 3.000 euros.

Tras el último golpe, el arrestado pasó un tiempo refugiado en casa de un familiar y luego ingresó en un centro de desintoxicación, según informa la Guardia Civil este viernes en un comunicado. Los agentes lo interceptaron en Burgos y, tras comparecer ante el juez, ha ingresado en prisión. En su ficha policial tiene varios antecedentes por delitos contra el patrimonio.

El asalto que le ha llevado a la cárcel ocurrió el pasado agosto. Según el relato policial, irrumpió en la sucursal bancaria con el rostro cubierto por un pasamontañas. Trató de evitar que le reconocieran vistiendo prendas de manga larga, capucha y pasamontañas. Una vez en el banco, amenazó y amedrentó a los empleados y a la clientela con un arma de fuego. Logró 4.000 euros en metálico y escapó a pie.

La Unidad orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rioja, a cargo del caso, identificó al hombre detenido como principal sospechoso basándose en sus antecedentes.

El arrestado, según portavoces de la Guardia Civil de esta comunidad, reside en este municipio y necesitaba recurrentemente obtener dinero para hacer frente a sus adicciones. Hasta entonces había estado implicado, sobre todo, en robos a pequeña escala, hasta que llegaron los dos más grandes. Estas mismas fuentes detallan cómo, tras el atraco de abril, salió caminando del banco y se subió al coche, donde le esperaba uno de sus hijos, menor de edad, un gesto con el que creen que pretendía “disimular por si lo paraba una patrulla”.

Tras el golpe del verano, se escondió en casa de un familiar y después se desplazó a un centro de desintoxicación de Burgos, donde ha sido detenido. Cuando lo trasladaron de nuevo a La Rioja, los agentes registraron su domicilio y la vivienda del pariente en la que se había escondido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete


Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS