El juez del ‘caso Villarejo’ cierra la investigación sobre los registros a la agencia de detectives Método 3

García-Castellón no encuentra “indicios concretos de criminalidad” para seguir con esta parte de las pesquisas

El comisario jubilado José Manuel Villarejo llegaba a la Audiencia Nacional el pasado septiembre.
El comisario jubilado José Manuel Villarejo llegaba a la Audiencia Nacional el pasado septiembre.KIKE PARA

El juez Manuel García-Castellón, instructor del caso Villarejo, dio este lunes carpetazo a la línea de investigación centrada en los registros en la agencia de detectives Método 3 desarrollados en 2013 y que acabaron con la detención de varios de sus miembros, incluido su máximo responsable, Francisco Marco. El magistrado trataba de averiguar si el comisario José Manuel Villarejo, eje de una presunta trama de corrupción, maniobró en esta operación policial para perjudicar a Marco y robarle documentación, como este denunció en la Audiencia Nacional. Sin embargo, según consta en un auto y en línea con la Fiscalía, el juez ha concluido que no “se han concretado indicios de criminalidad” para seguir adelante con las pesquisas y que, además, parte de estos hechos ya se abordaron en otros sumarios.

La operación contra Método 3 se produjo a raíz de un presunto caso de espionaje a Alicia Sánchez-Camacho, entonces líder del PP catalán. La política fue grabada en el restaurante La Camarga, de Barcelona, durante una reunión con Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, hijo de Jordi Pujol, expresidente de la Generalitat de Cataluña. En ese encuentro, celebrado en 2010, la expareja relató presuntos delitos del primogénito del exjefe del Ejecutivo autonómico. La cita acabó siendo desvelada por la prensa.

Sin embargo, la causa judicial contra la agencia de detectives fue archivada a finales de 2013, después de que la dirigente popular perdonase a los imputados. Pero quedaron cabos sueltos. Según mantiene Francisco Marco, Villarejo se encontraba detrás de los registros en su empresa con el objetivo de robarle documentos. De hecho, otra línea de investigación del caso Villarejo desveló indicios de que el comisario utilizó informes internos de Método 3 en sus negocios privados con un cliente que le contrató, al que le vendió presuntamente información confidencial.

Villarejo, que niega las acusaciones de Marco, mantiene una larga guerra personal con el detective. Tras abrirse la causa contra el comisario, el investigador privado presentó una denuncia contra el policía en la Audiencia Nacional. García-Castellón dio entonces luz verde a unas pesquisas a las que ahora da carpetazo. El magistrado expone en su auto del pasado lunes, al que tuvo acceso EL PAÍS, que no se ha encontrado “ningún encargo, presupuesto, servicio o proyecto de ejecución” que evidencien que Villarejo pudo estar detrás de maniobras para robar documentos de Método 3.

El instructor añade que los hechos analizados se “solapan con otras investigaciones y procesos judiciales”. No solo con la otra línea de investigación del caso Villarejo donde se encontraron indicios de que se habían usado informes de Método 3 —la Pieza Land, que acaba de ser enjuiciada y se encuentra pendiente de sentencia—; sino también con las pesquisas abiertas en Cataluña por el espionaje de La Camarga, que ya fueron archivadas hace casi una década.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS