Feijóo se compromete a derogar la reforma de la sedición si llega al Gobierno

El líder del PP insta a todos los dirigentes socialistas a tomar posición y rechaza recoger el guante de la moción de censura que le ha ofrecido Ciudadanos

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante la comparecencia en la sede del partido, este viernes.Foto: JAIME VILLANUEVA | Vídeo: EFE

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se ha comprometido a derogar la reforma del delito de sedición registrada este viernes por el PSOE y Unidas Podemos si llega al Gobierno, una reforma que considera que “desarma” al Estado “de un instrumento esencial para proteger su integridad”. El jefe de la oposición ha comparecido esta tarde en la sede del PP en la calle Génova, ante una bandera de España y de la Unión Europea colocadas para la ocasión detrás de su atril, y desde allí ha instado a todos los dirigentes socialistas a tomar posición sobre la iniciativa legislativa y demostrar si están “con los condenados y los fugados, o con la legalidad democrática”. El líder de los conservadores rechaza, de momento, recoger el guante de la moción de censura que le ha ofrecido Ciudadanos.

Feijóo ha revestido de solemnidad su comparecencia sin preguntas para transmitir gravedad ante una reforma legal que considera que “va a reescribir la respuesta jurídica que el máximo órgano jurisdiccional del país dio al delito de sedición”, en referencia a la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los líderes del procés, y es “contraria a los valores democráticos”.

El líder popular ha adoptado su perfil más duro para atacar la iniciativa del Gobierno de Pedro Sánchez por distintos frentes. Por un lado, considera que es una reforma “a la carta” de los líderes independentistas. “Se están aprovechando los instrumentos del Estado para privilegiar a políticos concretos”, ha censurado. Feijóo rechaza el argumento de que la iniciativa del Gobierno busque homologar el tipo penal a los países del entorno europeo, como defienden el PSOE y Unidas Podemos. “La excusa es rotundamente falsa. Hechos menos graves tienen asociadas penas más severas en naciones de nuestro entorno”, ha cargado sin especificar ningún ejemplo. “Es obscenamente evidente que no existe ninguna razón bienintencionada para esta decisión”, ha juzgado Feijóo, que sostiene que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aceptó “doblegarse ante las pretensiones de los sediciosos”, “pensando en el beneficio exclusivo de personas concretas y únicamente a cambio de su supervivencia política”.

Por otro, el jefe de los conservadores cree que la reforma de la sedición debilitará al Estado, ha dicho mencionando a Felipe VI. “Lamento que lo haga rompiendo la fortaleza lograda por las fuerzas constitucionalistas cuando aplicamos el 155 bajo el amparo del jefe del Estado, su majestad, el Rey”. El PSOE, entonces en la oposición y con Pedro Sánchez como secretario general de los socialistas, respaldó al Gobierno de Mariano Rajoy en la aplicación de esta cláusula constitucional para intervenir la autonomía catalana.

A pesar de un relato de tanta gravedad, el líder del PP rechaza, de momento, recoger el guante de una moción de censura con el que le presionan otros partidos de la derecha. La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha instado este viernes a Feijóo a que presente una moción contra Sánchez para “parar la tramitación de esta infamia”, después de tachar al jefe del Ejecutivo de “golpista” y de “apadrinar el próximo golpe de Estado”. Feijóo no ha mencionado la moción en su comparecencia y, en su lugar, ha prometido que revertirá la reforma si llega al poder. Algunas voces del PP consideran que es pronto para presentar una moción de censura, cuando faltan todavía seis meses de las elecciones municipales y autonómicas y un año para las generales. El PP podría encontrarse con que la presentara Vox, que ya registró una en septiembre de 2020 sin un motivo concreto. De momento, Santiago Abascal se ha limitado a publicar un escueto mensaje en Twitter con una sola palabra: “Traidor”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La estrategia del PP pasa también por corresponsabilizar a todo el PSOE de esta decisión del Gobierno de Sánchez, buscando debilitar a los barones socialistas. Feijóo ha instado a todos los dirigentes del PSOE a tomar postura sobre esta reforma. “El deber moral de aquellos socialistas que coinciden en que esto es una aberración es hacer pública su posición”, les ha interpelado, pensando en algunos presidentes autonómicos del PSOE.

El jefe de los populares se enteró de que la coalición aceleraba la rebaja de las penas poco antes de tomar el vuelo de vuelta a España, el jueves, desde Ecuador, la última parada de su gira latinoamericana. La proposición de ley que el PSOE y Unidas Podemos han registrado este viernes en el Congreso que ha incendiado a la derecha cambia el delito actual por el de “desórdenes públicos agravados” y rebajará de 15 a 5 años de cárcel la pena máxima por los delitos del procés. El proyecto de reforma fue el motivo que esgrimió el PP hace dos semanas para romper las negociaciones del acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial, cuyo mandato lleva caducado casi cuatro años. Feijóo excusó su volantazo bajo el pretexto de que “no podía seguir” si Sánchez rebajaba el delito de sedición. “Lamento tener razón y constatar que el único proyecto de Sánchez consiste en ganar tiempo”, ha subrayado este viernes. El PP ya voló los puentes con el Gobierno tras esa ruptura de las conversaciones, una decisión que ya no tiene marcha atrás, según los populares, y que ahora se ve reafirmada.

El PP regresa al perfil más duro y se ve obligado a volver al terreno del choque por la política territorial, un ámbito en el que los barones populares consideran que siempre tiene más que ganar Vox, porque mantiene una posición todavía más frontal que el PP. La estrategia de Feijóo era otra cuando llegó hace siete meses a la presidencia del partido: presentarse como un líder moderado centrado sobre todo en la economía. El movimiento del Gobierno de Sánchez obliga a Feijóo a rectificar su estrategia, y anticipa una nueva etapa de confrontación total en una larguísima precampaña hasta que se abran las urnas.



Lea aquí el texto íntegro de la reforma propuesta por el PSOE y Unidas Podemos para derogar la sedición del Código Penal. Si no puede verlo, pinche aquí.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS