Feijóo aparca la economía para centrarse en la sedición y el desgaste al Gobierno por el ‘sí es sí’

El líder del PP tiene previstos al menos siete mítines sobre estos dos asuntos hasta que acabe el año

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, este martes.
El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, este martes.Luis Sevillano

Era su estrategia prioritaria, pero todo ha cambiado desde la ruptura del acuerdo del Consejo del Poder Judicial. Alberto Núñez Feijóo ha aparcado la economía para centrarse en dos asuntos que han irrumpido y monopolizan la agenda política: la reforma de la sedición y las rebajas de penas a algunos agresores sexuales por la aplicación de la ley de solo sí es sí. El líder del PP va a situar el eje de su estrategia en estos dos temas, según fuentes de la dirección popular, al menos hasta que acabe el año. Feijóo tiene previsto protagonizar un mínimo de siete mítines centrados en estas cuestiones por toda España, de aquí a las Navidades, mientras relega el discurso económico. Los populares salen a competir en los asuntos ideológicos con Vox para no permitirles arrogarse en solitario esa bandera, mientras los ultras agitan a sus bases con el ataque machista a la ministra de Igualdad, Irene Montero, sobre el que Feijóo no se ha pronunciado.

La decisión de Feijóo de aparcar el discurso económico coincide con una mejora en algunos indicadores de la economía española que están dando un poco de respiro a las familias, aunque la situación siga siendo muy compleja. Por un lado, la inflación, que en octubre ha bajado al 7,3%, 1,6 puntos inferior a la del mes anterior, el segundo mejor dato de la zona euro. Por otro, el precio de la luz, que el miércoles estaba en 86,86 euros por megavatio hora, aunque se elevó este jueves a los 152,14 euros por megavatio hora. Si bien todavía alto, está a bastante distancia de los países europeos del entorno de España, que superan los 200 y 300 euros, en el caso de Italia, por megavatio hora. A pesar del incremento, el precio de la electricidad para el jueves es aproximadamente un 33% más barato que hace un año. “El apocalipsis económico que avanzábamos no ha llegado”, resume un diputado del PP, “y centrarnos solo en bajar impuestos no cala”.

El PP, que describía una situación económica demoledora, deja de situar ahora como prioridad la economía en su discurso. De aquí a final de año, en el PP ven que solo habrá espacio mediático para “la sedición, la malversación, el sí es sí, el fútbol [por el Mundial] y las Navidades”, concreta un dirigente. En el cara a cara con Sánchez, este martes en el Senado, Feijóo ya soslayó el debate económico. Los populares sostienen que su giro táctico tiene que ver con los acontecimientos que han sobrevenido, como la decisión del Gobierno de reformar el delito de sedición y, sobre todo, el efecto no deseado de la ley del solo sí es sí, pero lo cierto también es que el viraje coincide con las presiones que está recibiendo Feijóo para endurecer su estrategia de oposición, que los halcones del PP y la derecha mediática ven demasiado blanda.

En Génova han tomado nota y Feijóo y sus principales escuderos han elevado el tono contra el Gobierno. La gira de mítines del líder del PP, con especial presencia en los territorios donde los populares aspiran a arrebatar el poder al PSOE, se centrará en estos dos temas más ideológicos y más complejos de gestionar para el PP. Lo es, sobre todo, el tema catalán, porque la cúpula sabe que en este debate sus competidores por la derecha ―Vox y Ciudadanos― cogen aire porque tienen posiciones todavía más duras que el PP. A la vuelta de las vacaciones de Navidad, Feijóo debería retomar la economía, según fuentes de la dirección, porque ese ha sido siempre su principal eje estratégico contra el Gobierno.

Feijóo comenzó este jueves el primero de esos mítines de la gira en Badajoz (Extremadura), donde acusó al Gobierno de “ponerse de rodillas ante Bildu”, “fracturar España” y “debilitar la nación” por sus acuerdos para los Presupuestos Generales, antes de cargar contra el Ejecutivo por la ley del solo sí es sí. “Hoy España es un país más inseguro y menos libre para las mujeres españolas”, se quejó el líder del PP, que pidió a Sánchez “devolver la dignidad a las mujeres, a las que se la ha retirado” por los defectos indeseados de la norma. Los populares creen que el mayor desgaste al Gobierno lo producen las consecuencias no deseadas de la ley del solo sí es sí, porque la sedición es un concepto complejo que no llega a la mayoría y el conflicto catalán ya no agita pasiones.

El líder popular soslayó en su discurso en Badajoz el ataque machista de Vox a la ministra Montero, aunque la secretaria general, Cuca Gamarra, sí lo había condenado este miércoles. El PP afronta con incomodidad las “equivocaciones” de los ultras, según reconocen en la cúpula, mientras sus principales barones tienen posiciones discrepantes. El presidente andaluz, el moderado Juan Manuel Moreno Bonilla, lamentó las escenas de “radicalidad” e “insultos” en el Congreso de los Diputados, mientras el PP de Isabel Díaz Ayuso difundió un vídeo que cargaba contra Montero por unas declaraciones de Pablo Iglesias en el pasado contra Ana Botella.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Feijóo y Ayuso, mano a mano

El acto más importante de la gira tendrá lugar el sábado en Madrid, con Feijóo e Isabel Díaz Ayuso mano a mano. El PP espera reunir a unas 2.000 personas en un mitin que competirá en espacio mediático el fin de semana con la manifestación que ha convocado Vox en la madrileña plaza de Colón, un símbolo para la derecha porque fue el enclave en el que por primera vez se visualizó en 2019 el bloque que formaban PP, Vox y Ciudadanos, que asistieron juntos a aquella primera protesta contra el Gobierno. Génova cree que en esta ocasión Vox no va a conseguir una afluencia multitudinaria, porque “está a la baja” y ha perdido el “músculo de movilización”. Pero por si las moscas, Feijóo se apoya en Ayuso el sábado para proyectarse junto a su discurso duro y cargado de hipérboles contra el Gobierno por sus concesiones a los independentistas. La derecha ha entrado en una competición por quién abandera la posición más contundente contra la coalición progresista, y Feijóo no quiere quedarse atrás.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS