Rull y Turull también saldrán de la cárcel a diario para ir a trabajar

Todos los líderes independentistas en prisión por el ‘procés’ disfrutan ya de un régimen penitenciario flexible

Josep Rull (l) y Jordi Turull en una imagen de archivo saliendo del Tribunal Supremo.
Josep Rull (l) y Jordi Turull en una imagen de archivo saliendo del Tribunal Supremo.EL PAÍS

Los exconsejeros de la Generalitat Josep Rull y Jordi Turull también podrán salir a diario de la cárcel. La junta de tratamiento de la prisión de Lledoners les ha concedido la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario, que flexibiliza su vida en prisión. Según ha informado el Departamento de Justicia, Rull y Turull podrán salir de la cárcel 12 horas al día durante cinco días a la semana para trabajar.

Más información
La juez avala que Cuixart salga a diario de prisión
Turull, Rull y Sánchez piden al Constitucional que suspenda la sentencia del ‘procés’

Con Rull y Turull, los nueve dirigentes independentistas condenados a penas de cárcel por el procés disfrutan ya de permisos diarios para trabajar, para hacer voluntariado o para cuidar a familiares. La decisión de la junta de tratamiento llega después de que una juez de vigilancia penitenciaria de Barcelona haya avalado la aplicación del 100.2 al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

El 100.2 es un modelo de ejecución que combina aspectos característicos del segundo grado (o régimen ordinario, en el que se encuentran la mayoría de presos) y el tercer grado o régimen de semilibertad. Con la aplicación del artículo, que según los expertos en la materia admite una gran flexibilidad, siete de los nueve presos del procés están ya disfrutando de salidas diarias de prisión -para trabajar, hacer voluntariado o cuidar a familiares- que combinan con la estancia entre rejas.

El primero en salir fue Cuixart. Le siguieron, el 17 de febrero, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, con un permiso de nueve horas al día durante tres días a la semana para cuidar de su madre, y la exconsellera Dolors Bassa, también para cuidar de un familiar de edad avanzada, tres días a la semana, ocho horas la jornada. Posteriormente, fue el exconseller de Interior Joaquim Forn quien el 20 de febrero salió por primera vez en aplicación del artículo 100.2, que le permite ir a trabajar de lunes a viernes, doce horas y media cada día, en el departamento legal de la productora Mediapro, donde se encarga de los asuntos de derecho público. Después fue el exlíder de la ANC Jordi Sànchez, que el pasado 25 de febrero empezó sus labores de voluntariado en la Fundación CanPedro de Barcelona, dedicada a atender a personas en riesgo de exclusión social, con un permiso de once horas al día, tres veces a la semana entre lunes y viernes. El siguiente en salir fue el exconseller de Exteriores Raül Romeva, que salió el pasado 2 de marzo para trabajar en una asociación privada tres días a la semana, durante seis horas cada jornada. El último de los presos del “procés” en salir de prisión para trabajar ha sido hasta el momento el exvicepresidente Oriol Junqueras, que lo hizo por primera vez el pasado martes, 3 de marzo, para trabajar seis horas, tres días entre semana, como docente en el campus Manresa de la Universidad de Vic-Universidad de la Cataluña central.


Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS