El estudio de arquitectura Nieto Sobejano diseñará el Museo Thyssen de Sant Feliu de Guíxols

La previsión es que las obras del nuevo museo puedan empezar a finales de 2021

Presentación del proyecto del Museo Thyssen de Sant Feliu de Guíxols.
Presentación del proyecto del Museo Thyssen de Sant Feliu de Guíxols.

El estudio de arquitectos madrileño Nieto Sobejano redactará el proyecto básico y ejecutivo de reforma y ampliación del Monasterio de Sant Feliu de Guíxols (Baix Empordà), que acogerá el futuro Museo Carmen Thyssen en esta localidad de la Costa Brava. El alcalde, Carles Motas, prevé que las obras puedan empezar a finales del año que viene. Este Thyssen acogerá una exposición permanente de unas 150 obras del fondo de 400 de la colección de pintura catalana de los siglos XIX y XX de la baronesa Carmen Thyssen Bornemisza. Una parte de esta colección se ha dado a conocer a través de varias exposiciones temporales durante los últimos veranos.

Al concurso se presentaron veinte empresas de los que quedaron cinco finalistas de los que salió el ganador de Nieto Sobejano del que el jurado valoró especialmente la anatomía de nuevo cuerpo propuesto respecto a la preexistencia, así como la posibilidad de desarrollar actividades al aire libre y la entrada directa del claustro, que podría convertir la entrada actual en salida y tienda.

El proyecto incluye la construcción de un nuevo edificio en la parte trasera del monasterio. Esta nueva nave pretende simbolizar el claustro que nunca se llegó a construir, de ahí su estructura cuadrada. El tejado será un huerto, manteniendo la similitud con el claustro y siendo a la vez un elemento de transición entre el edificio histórico y los jardines anexos al monasterio.

El estudio tendrá hasta septiembre para definir la propuesta. Luego se aprobará el proyecto definitivo —valorado entre 6 y 7 millones— y se hará un concurso público de ejecución de las obras, que empezarían a finales del 2021.

El alcalde Motas indicó que el Ayuntamiento podría asumir la mitad del coste de la obra. Hasta ahora cuenta con 1’2 millones de euros en tres años prevista por la Diputación y dijo que se reunirá con el Ministerio de Cultura y la Generalitat que pese a su interés no han concretado su ayuda.

El sobrino de la baronesa y responsable de la colección, Guillermo Cervera, quiere que el edificio “sea un museo del siglo XXI que permita ser dinámicos, los más originales posibles y próximos a las nuevas generaciones y a lo que la sociedad solicita actualmente”. El museo tendrá identidad propia y se interrelacionará con el de Málaga y Andorra. La intención es tanto potenciar el ámbito local como buscar sinergias con diferentes museos a nivel internacional.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción