Colau presenta un plan de choque contra los efectos del coronavirus en la cultura barcelonesa

La alcaldesa asegura que el Sant Jordi se celebrará, anuncia un millón para teatros y espacios de creación y otro para bibliotecas y alargará el Grec a agosto para reprogramar espectáculos

La Sala Villarroel de Barcelona cerrada a causa de la epidemia de coronavirus.
La Sala Villarroel de Barcelona cerrada a causa de la epidemia de coronavirus.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Sin la posibilidad de desarrollar ningún ámbito cultural durante el estado de alarma para evitar que el coronavirus se propague, la cultura no tiene posibilidad de llevar a cabo actividad alguna, más allá de las redes sociales. El Ayuntamiento de Barcelona es consciente de este parón que llevará al sector cultural a una crisis generalizada. Por eso, Ada Colau y su equipo han lanzado una serie de medidas encaminadas a paliar los efectos desastrosos del virus, con la intención de que “la cultura siga viva y ayude a recuperar el pulso ciudadano”. Lo anunció este miércoles la propia alcaldesa por vía telemática desde su domicilio donde está aislada por los casos de coronavirus en el Ayuntamiento de Barcelona, acompañada del responsable de la cultura de Barcelona, Joan Subirats, desde el Ayuntamiento.

Estas medidas se resumen en diez puntos. La convocatoria de una subvención extraordinaria de un millón de euros encaminada a ayudar a las estructuras más débiles vinculadas a la cultura como teatros de proximidad, espacios de creación y cooperativas culturales, entre otras entidades. Y un segundo millón de euros como inversión extraordinaria para compras de bibliotecas, canalizadas mediante librerías y distribuidoras de Barcelona, con el fin de incrementar el fondo de estos centros de la ciudad.

Más información
Sant Jordi entra en cuarentena y apunta a julio

Colau aseguró que el Sant Jordi se hará, “sea la fecha que sea”, después de que los representantes del sector acordaran este pasado martes posponer la fecha del tradicional 23 de abril. “Será un Sant Jordi sin precedentes y será espectacular. Toda la ciudadanía se volcará como siempre, porque identifica a esta ciudad”, dijo la alcaldesa. Cuando se determine la fecha, “a comienzo del verano”, el Ayuntamiento “facilitará todos los permisos necesarios para ocupar calles y plazas”. “Somos conscientes de la importancia de este día para el sector editorial y de la rosa para que, aunque en un día diferente, sea otro día grande para Barcelona", apostilló Subirats. El Ayuntamiento se compromete también a reorganizar el calendario de grandes festivales de música y acontecimientos culturales, con el fin de evitar cualquier cancelación.

Según explicó Colau, el Festival Grec se alargará durante todo el mes de agosto. Mantendrán la programación diseñada hasta ahora, pero se añadirá el mayor número posible de producciones de compañías barcelonesas y catalanas; sobre todo las que hayan sido canceladas entre el 15 de marzo al 30 de abril o posteriores.

Colau aseguró que se reforzarán los fondos destinados a la convocatoria para subvencionar el IBI para las entidades culturales abiertas al público como salas de teatro, cines, espacios de creación y librerías. También se subvencionará hasta el 100% las tasas para rodajes audiovisuales en la ciudad hasta el 31 de diciembre de 2020. “A lo largo de este año intentaremos que se puedan llevar a cabo los rodajes pospuestos”, explicó Subirats.

La alcaldesa pedirá al Estado y a la Generalitat que adopten medidas fiscales y económicas que reviertan de forma positiva y transversal en todo el sector. En concreto, al Estado que destine los 25 millones de euros previstos en el acuerdo entre gobiernos por bicapitalidad para hacer frente al déficit coyuntural de los equipamientos entre el 15 de marzo y el final del estado de alarma y que también haga una aportación extraordinaria para dar soporte al tejido cultural de la ciudad. También que reduzca el IVA cultural al 0%. “No es algo inédito. En la educación ya existe y aquí se podría aplicar”, apostilló Subirats. La idea es que se aplique, como mínimo, hasta diciembre de 2020.

A la Generalitat pedirá que se cree un espacio de coordinación mientras dure la crisis para canalizar las medidas en el ámbito de la cultura que impliquen a las dos instituciones y que el Institut Català de Finances abra una línea e microcréditos de hasta 20.000 euros de interés muy bajo o cero, para poder atender las demandas de las pequeñas y medianas empresas culturales. Subirats dijo que acababa de hablar con la consejera de Cultura, Mariàngela Vilallonga antes de plantear estas peticiones a la primera administración catalana. En cuanto al Estado dijo que se había hablado, la semana anterior, para que se materializara el convenio de capitalidad, pero que todavía no se había pedido la reducción del IVA cultural.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS