La Guardia Urbana diseña un protocolo de protección

Los agentes cumplen unas pautas para evitar situaciones de riesgo de contagio

Guardia Urbana

“Sácate el cinturón con el material operativo, limpiate las manos y colócate el mono, la mascarilla y las gafas. Vuelve a colocarte el cinturón…”, así adoctrina uno de los vídeos que ha grabado la Guardia Urbana de Barcelona para marcar pautas e instrucciones a los agentes en plena pandemia del coronavirus. Poco antes de decretarse el estado de alarma el cuerpo municipal barcelonés cayó en la cuenta de que no podían permitirse bajas ni aislamientos masivos de agentes durante el confinamiento.

La policía municipal ha diseñado una serie de protocolos para saber actuar ante un potencial positivo en Covid-19, como circular en un coche patrulla con alguien positivo e incluso como conseguir que al dar instrucciones policiales al cuerpo haya el menor número de agentes en contacto con un contagiado. La Guardia Urbana está compartiendo su pauta de actuación con otras policías locales del resto de España e incluso con alguna de otros países.

El subinspector Jordi Oliveras apunta que poco antes de propagarse con intensidad la crisis del coronavirus tres agentes comenzaron a redactar el protocolo. “En la primera línea están los sanitarios pero justo después estamos los policías. Necesitábamos unas instrucciones para no comprometer nuestro trabajo en la vía pública”. Los policías que redactaron el documento tenían claro que los agentes debía garantizar la prevención frente al coronavirus dentro y fuera de su domicilio pero también “en el traslado de detenidos, en las custodias de los calabozos, en los cacheos o en las pruebas de alcoholemia”. Se trata de operativos en los que los agentes están a escasos centímetros de otras personas.

Medidas en comisarías

El protocolo remarca como deben hacerse estos servicios y como deben protegerse con la utilización de los EPI (equipos de protección individual), mascarillas y gafas. Son equipos de protección que los sanitarios saben manipular para no contaminarlos, pero que los agentes no necesariamente conocen. Por ese motivo la Guardia Urbana ha comenzado a publicar vídeos y ha enviado instrucciones a los policías para que conozcan cómo prevenir el contagio y puedan llevar a cabo sus actuaciones.

“En las comisarías hemos tomado medidas organizativas para que la plantilla no esté continuamente en contacto. De esta manera el briefing (las reuniones que se realizan para dar directrices antes de cada turno) se hace en varias fases y se ha establecido turnos para que los agentes no coincidan nunca en los vestuarios”, destaca.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción