Educación solo asume la mitad de los ordenadores de los alumnos vulnerables

El Departamento confía en que ayuntamientos y entidades cubran el resto de las solicitudes de estudiantes sin recursos para poder seguir en curso virtualmente

Una alumna de ESO siguiendo las clases en su ordenador.
Una alumna de ESO siguiendo las clases en su ordenador.Joan Sanchez

Los alumnos más desfavorecidos que no cuentan con recursos adecuados para seguir el curso de forma virtual empezarán a recibir ordenadores del Departamento de Educación a partir de la próxima semana. Pero el Govern solo asume, de momento, la mitad de estos estudiantes detectados (53.000, según dijo ayer el consejero Josep Bargalló, aunque hace una semana los cifró en 55.000). Sobre el resto, el Departamento espera cubrirlos con las campañas de recogida de dispositivo que han impulsado ayuntamientos, entidades o empresas en las últimas semanas.

Educación ha activado 22.000 ordenadores de centros escolares con conexión a internet que recibirán aquellos alumnos que este junio finalizan un ciclo educativo, como son los de sexto de primaria, cuarto de ESO, bachillerato y ciclos formativos. El plan ideado por el Departamento es que los técnicos de la empresa Telefónica recojan estos dispositivos de las escuelas durante esta semana y les instalen la conexión a internet. Una vez listos, los ordenadores se enviarán a los domicilios de los alumnos.

El Departamento espera cubrir las necesidades del resto de alumnos, otros 21.000, con las aportaciones que hagan ayuntamientos, consejos comarcales, empresas o entidades. Bargalló aseguró este martes que su departamento “está coordinando” estas donaciones y que con ellas “se llegará prácticamente a todos ellos”, dijo en una entrevista a TV3. No obstante, Educación admitió que todavía se está recopilando la cifra de donaciones. Si no se cubrieran los 53.000, “el Departamento se planteará la necesidad de una segunda oleada” de reparto de ordenadores, aseguró en un comunicado.

Educación cifró los alumnos sin recursos digitales a partir de una encuesta realizada antes de Semana Santa a 3.100 centros públicos y concertados. Con ella se espera resolver el problema de la brecha digital durante el tercer trimestre, que arrancó este martes y que será virtual. Con todo, Bargalló insistió en que durante el confinamiento no se debe avanzar temario. “Los alumnos de deben seguir un horario como el de la escuela y estar enganchados a un chat seis horas. Esto no tiene valor pedagógico ni es útil”. Sobre la evaluación del curso, el consejero insistió en que este trimestre solo pesará en la nota final de forma positiva. “Nadie puede suspender por lo que pase durante el confinamiento”, zanjó.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción