El Mobile se quedará un año más en Barcelona tras prorrogar su contrato hasta 2024

La organización decidió suspender la edición de este año por el temor a contagios por coronavirus

Trabajador del Mobile World Congress de Barcelona junto a un cartel del evento cancelado por el coronavirus
Trabajador del Mobile World Congress de Barcelona junto a un cartel del evento cancelado por el coronavirusNacho Doce (REUTERS)

El Mobile World Congress (MWC) no pudo celebrar la edición de este año en Barcelona a causa del inicio de la propagación del coronavirus por Europa. Hoy la patronal de las telecomunicaciones GSMA, organizador del evento, ha anunciado su intención de prorrogar un año más la celebración del evento en Barcelona, por lo que el congreso más prestigioso del mundo se celebrará en la capital catalana hasta 2024. “En estos momentos es esencial mirar al futuro. El Mobile de 2021 formará parte del proceso de recuperación económica”, ha señalado John Hoffman, consejero delegado de GSMA y principal valedor del congreso en Barcelona.

Más información
John Hoffman: “El miedo nos forzó a suspender el Mobile”
El Mobile reembolsará el 100% de las entradas del congreso

En un comunicado remitido por la organización, se afirma que la prolongación hasta 2024 es “como mínimo”, por lo que abre la puerta a prorrogar el contrato más adelante, como pretende Fira de Barcelona. El organismo ferial controlado por las principales administraciones catalanas y la Cámara de Comercio de Barcelona ha planteado una ampliación en su recinto de L’Hospitalet de Llobregat con el objetivo de retener el evento, ansiado también por otras ciudades europeas y asiáticas.

El anuncio coincide con las negociaciones que Fira de Barcelona estaba manteniendo con los organizadores para ver la forma de compensar las pérdidas que provocó la cancelación del salón a pocos días de su inauguración. La corporación ferial ingresa cada año por el negocio generado por el Mobile más de 60 millones de euros, entre prestación de servicios diversos, el montaje de puestos de exhibición y el alquiler del recinto. Muchos de esos servicios ya estaban contratados cuando se decidió la suspensión.

Tras la suspensión, la GSMA anunció compensaciones para los afectados y también que las tarifas de la nueva edición, a celebrar entre el 1 y el 4 de marzo de 2021, volverán a los niveles de 2019. La primera compañía en desertar fue la coreana LG. Corría el 5 de febrero y el temor de contagio hacía mella en el fabricante. Esta decisión fue como una compuerta por la que fueron saliendo compañías con la misma decisión a una velocidad creciente. Hoffman declaró a este diario unos días después del anuncio de la cancelación: “No teníamos opción. Estábamos obligados a tomar una decisión extremadamente complicada. La pregunta es: ¿qué dirá la historia?, ¿tomamos la decisión correcta? Creo que sí”.

Durante los días previos a la cancelación de la feria las autoridades sanitarias insistieron en que no había “ninguna razón de salud pública" para suspender el evento. Semanas después, miles de eventos en todo el mundo se suspendían uno tras otro por el crecimiento imparable del virus.

El MWC representa un 30% de la facturación de Fira de Barcelona, la entidad con la que la GSMA contrata el espacio y la logística. Reunió a 108.000 asistentes el año pasado y es responsable de 13.000 puestos de trabajo temporales. Solo el presupuesto de los participantes (alquiler de pabellones, viajes, hoteles, dietas, etcétera) asciende a 500 millones de euros.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Sobre la firma

Ana Pantaleoni

Redactora jefa de EL PAÍS en Barcelona y responsable de la edición en catalán del diario. Ha escrito sobre salud, gastronomía, moda y tecnología y trabajó durante una década en el suplemento tecnológico Ciberpaís. Licenciada en Humanidades, máster de EL PAÍS, PDD en la escuela de negocios Iese y profesora de periodismo en la Pompeu Fabra.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS