El Govern pactó con la sanidad privada las compensaciones por la crisis de la covid-19

La Generalitat pagará a los centros 43.400 euros por cada paciente ingresado en la UCI

La consejera de Salud, Alba Vergés, en una rueda de prensa durante la crisis del coronavirus.
La consejera de Salud, Alba Vergés, en una rueda de prensa durante la crisis del coronavirus.Europa Press

Cataluña es la primera comunidad autónoma que ya ha concretado cómo compensará a los hospitales privados por atender la emergencia sanitaria. La Generalitat pagará 43.400 euros por cada paciente con covid-19 que haya pasado por la UCI y sea dado de alta. Así lo recoge un decreto que incluye también a los hospitales públicos y concertados. Las cifras han sido pactadas y cuentan con el visto bueno de la patronal de la sanidad privada.

El decreto aprobado por la Generalitat incluye medidas presupuestarias para compensar al sistema de salud por el esfuerzo extraordinario ante la pandemia. La forma de pago habitual del Sistema Integral de Utilización Pública de Cataluña —conocido por la siglas SISCAT, que incluye a los hospitales públicos y a los concertados— queda suspendida de forma temporal. En su lugar, se activa otro mecanismo para que los centros puedan facturar la “actividad extraordinaria” derivada de la atención a pacientes con covid-19. Y se incorpora, también, a la sanidad privada.

Cataluña es la primera comunidad que da el paso y detalla qué cantidades pagará a la sanidad privada que también atienda casos de coronavirus. Es una reclamación de todo el sector, pero que por ahora solo ha encontrado buena acogida en el Palau de la Generalitat. “Nos propusieron incorporarnos a este sistema y nos pareció bien. No es un decreto que se haya hecho para nosotros, pero se agradece. Estamos muy contentos porque es una vía de financiación para el sector”, explica Lluís Monset, director general de la Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES), la principal patronal. Monset concreta que tuvieron la oportunidad de “discutir” las cifras y aplaude la propuesta final, fruto de “un pacto”.

La satisfacción de los hospitales privados por las tarifas fijadas por el Govern contrasta con la indignación que el decreto ha provocado en algunos dirigentes políticos. La diputada de los Comuns Jessica Albiach tildó de “intolerable” la medida y exigió al president, Quim Torra, que rectifique. “¿La privada haciendo negocio en medio de una crisis sanitaria? ¿Los primeros en avanzarles el dinero?”

Aunque la cifra más llamativa es la de los 43.400 euros de las UCI, el decreto fija otras cuantías: si el paciente no pasa por cuidados intensivos, el CatSalut abonará 2.500 euros por un máximo de tres días y 5.000 euros para estancias más largas. También pagará 93 euros por cada prueba PCR. El decreto establece además que, “mientras dure la situación de emergencia”, los centros que atiendan covid-19 “cobrarán un importe” que se corresponda con los gastos para poner en marcha nuevos espacios destinados a combatir el virus. Ese importe será el 4% de la facturación del mes de febrero.

Monset defiende la bondad de los números y asegura que, aunque el Departamento de Salud ha tenido la última palabra, han sido pactados con la patronal. El precio medio de una noche de UCI por paciente ronda los 1.000 euros. Pero el director general defiende que, en el caso del coronavirus, los gastos son más elevados. Y recuerda que el precio pactado incluye todos los días previos y posteriores a la estancia en esa unidad. Monset añade que, desde el inicio de la emergencia, la actividad en los centros privados ronda el 10% de lo habitual.

Tras la polémica por la publicación del decreto, que fue aprobado el pasado 10 de abril, la consejera de Salud, Alba Vergés, admitió ayer que los precios fijados en el decreto son fruto de un cálculo “aproximado”. Vergés reconoció que resulta imposible conocer de antemano cuál es el coste real que habrán asumido los centros por la covid-19.

Coincide en ese análisis Lluís Monset, quien señala que, precisamente para evitar que se pague de más (o de menos) a los hospitales, el decreto fija la obligación de realizar una auditoría para ajustar cuentas. Una vez superada la emergencia, recoge el decreto, Salud se compromete a encargar una “auditoría externa de los gastos” para fijar “la valoración económica final de esta actividad”. El Servicio Catalán de Salud (Catsalut) procederá entonces a “regularizar los importes” para “garantizar que no ha habido un margen de beneficio superior al razonable” por parte de los centros. Monset, no obstante, pronostica que no habrá grandes variaciones en el resultado porque el cálculo ha sido ya muy estudiado por ambas partes.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Sobre la firma

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción