El reparto de rosas de Sant Jordi se vuelca en el apoyo a los hospitales

Los profesionales que repartieron flores por encargo se han visto desbordados por la alta demanda y la dificultad logística

Rosas en el Hospital Clínic para los pacientes y personal sanitario.
Rosas en el Hospital Clínic para los pacientes y personal sanitario.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Los establecimientos del Gremio de Floristas de Cataluña han repartido este jueves más de 500.000 rosas, 100.000 más de lo previsto pero lejos de los entre seis y siete millones de los últimos Sant Jordi. “Es el año que más nos ha emocionado nuestro trabajo”, ha reconocido el presidente del Gremio, Joan Guillén, en una jornada en que la típica flor se ha vuelto también un símbolo de lucha contra la pandemia. Varias iniciativas han llenado los hospitales de rosas. El Gremio llevó 5.000 al Clínic y 8.000 a Vall d’Hebron. Asimismo, en un acto simbólico con TMB, los floristas colocaron rosas en los asientos reservados para la gente mayor en el transporte público, el colectivo más afectado por la crisis sanitaria.

Arnau Faus y su socio habrán repartido entre este jueves y este viernes —la jornada de Sant Jordi les quedó corta— 2.200 rosas a domicilio y 3.300 a los hospitales Clínic, del Mar, Sant Joan de Déu y al General de Catalunya. Su iniciativa es peculiar. Son dos universitarios de 21 años que desde hace tres años hacen de mayoristas durante la Diada. Este año habían encargado entre 30.000 y 40.000 rosas, pero tuvieron que cancelar gran parte del pedido y contrataron a seis empleados para repartir los encargos de la web larosasantjordi.com, a 6 euros por unidad, 10 las 100 últimas del stock por la alta demanda. El precio incluye la aportación a los hospitales y el reparto.

“Dos días antes ya teníamos encargadas todas las rosas”, explica Guillem Riera, comercial de la floristería Riera i Aragó de Barcelona. “Pensábamos que la gente no se motivaría”, explicó sorprendido. “Un grupo de floristerías del Gremio estaba totalmente en contra de repartir, pero hemos respetado las normas de seguridad. Repartimos rosas de la misma forma que hay empresas que reparten comida”, sostuvo. Guillén destaca que cualquier decisión fue respetable y pidió disculpas por no poder haber podido llegar a todos los hogares que lo solicitaron ante las limitaciones logísticas.

Más información

La plataforma Glovo también repartió rosas: 6.500, más del doble que el año pasado. Algunas rosas —a excepción de las crecidas en jardines particulares— nacieron en el confinamiento total en forma de manualidades que en algunos casos también acabaron también viajando, en este caso por las redes sociales, donde también florecieron numerosas alternativas de flor virtuales.

Sobre la firma

Jordi Pueyo Busquets

Es periodista en la redacción de Cataluña y escribe sobre economía, innovación y tecnología. Antes de llegar a EL PAÍS, pasó por ACN, TV3, 324.cat, Bloomberg TV y Cadena Ser. Ha dado clases de redacción en inglés en la UPF y de redes sociales en la UOC. Es licenciado en Periodismo, Ingeniería Informática y máster en Innovación y Calidad Televisivas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción