El plan urgente del Govern para desplegar fibra óptica no llega a los hogares

Vecinos de poblaciones sin internet de alta velocidad denuncian las dificultades para conectarse a la red pública

Conexiones de fibra óptica.
Conexiones de fibra óptica.Bloomberg

El Govern aprobó a principios de abril declarar como obra de emergencia el despliegue de fibra óptica en 51 municipios para mejorar su acceso a internet ante el incremento de uso durante el confinamiento. Veintidós días más tarde los trabajos, que contarán con un presupuesto de 16,5 millones, no han empezado. El Departamento de Políticas Digitales explicó este miércoles que está ultimando el calendario del despliegue. Las obras, en licitación, no terminarán durante el estado de alarma y, en todo caso, tampoco llevarán el acceso a la red a ningún hogar catalán, solo a las puertas de las localidades incluidas en el plan.

“Les tendría que caer la cara de vergüenza. Es inmoral en pleno estado de emergencia priorizar esta inversión", afirma el impulsor de la fundación sin ánimo de lucro Guifi.net, Ramon Roca, que añade que “Telefónica llega a todos los municipios de España, solo falta conectar las casas”. En este sentido, considera que la Generalitat —con el impulso de la red propia Xarxa Oberta de Catalunya (XOC)— está duplicando una infraestructura ya existente para no llegar tampoco a los núcleos aislados. El Govern lleva la fibra a los municipios, pero son los operadores locales los que se tienen que encargar de la última milla a un coste que, en la mayoría de los casos, les resulta inasumible. En las casas apartadas tampoco invierten las grandes operadoras porque no les resulta rentable.

“Es inmoral en pleno estado de emergencia priorizar esta inversión”, afirma el impulsor de Guifi.net
“Es inmoral en pleno estado de emergencia priorizar esta inversión”, afirma el impulsor de Guifi.net

MDPlus-WaiFai es una operadora que, con sede en La Garriga, da servicio por aire en el Vallès a núcleos aislados. Su propietario, Àlex Muñoz, explica que la conexión que ofrece es de entre 10 y 45 MB. “Hemos salvado los muebles, pero estos días, con el teletrabajo, los clientes conectan muchos dispositivos”, explica. Nadal Sau, una clienta vecina de Samalús (Vallès Oriental), está muy contenta con el servicio, pero reconoce que ha sufrido algunos cortes y le gustaría tener fibra. “Yo, súper inocente, me lo creí”, explica Sau sobre el anuncio del Govern que llevó, en una fase concluida, la fibra a su municipio. Vive a 300 metros del cableado de la Generalitat, pero no se puede conectar. “Para dar servicio con la XOC tendría que pagar a la empresa concesionaria 1.690 euros, 396 euros mensuales y 35 céntimos por cada MB de tráfico. Aunque fuera para un solo cliente”, detalla Muñoz.

Eva Navarrete vive en Marata, zona rural en el término de Les Franqueses del Vallès, a tres kilómetros de Granollers. Nos atiende desde el desván de su casa. Solo allí tiene cobertura móvil. Tiene ADSL pero, según ella, Telefónica ha abandonado el mantenimiento de la línea —ayer no le funcionaba el fijo— y estos días lo está sufriendo especialmente, teletrabajando y con sus dos hijas universitarias, que también hacen uso de la red. Navarrete ha conseguido ponerse de acuerdo con 40 vecinos para desplegar una cableado propio, mancomunado y conectado a la XOC, con la ayuda de Guifi.net. Cada hogar tendrá que desembolsar 1.500 euros. En total necesitan 80.000, les faltan 20.000 y han pedido ayuda al Ayuntamiento. “Eso no quita que quizá al final Telefónica se decida y acabe pasando al final también su propia red, sin coste para el cliente”, opina Muñoz sobre la inversión.

Más información
La CNMC revisará en 2020 el mapa de la fibra en plena guerra con Telefónica
Las operadoras ampliarán sin coste sus planes de datos por el coronavirus
El despliegue de la fibra óptica se atasca en 800 municipios catalanes
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Flix (Ribera d’Ebre) lleva años reclamando fibra. Por el pueblo, no incluido en el último despliegue de la Generalitat, ningún operador ofrece el servicio. “Empiezo una videconferencia y se corta todo el rato, acabo llamando por teléfono y no puedo compartir documentación”, cuenta Montserrat Martínez, que vive en Suecia trabajando por una multinacional, pero quedó confinada en Flix en una visita familiar. “El Ayuntamiento no colabora mucho”, añade mientras explica que en Ascó, localidad vecina, el Consistorio sí que se ha hecho cargo de desplegar una red propia, aún inoperativa. En breve, asegura, la conectarán a un troncal de Telefónica. “Es una mentira que viene desde arriba, porque no llega a todas las casas”, opina sobre la XOC el concejal de Ascó de Nuevas Tecnología, Joan Martínez (ERC-AM). En su caso, el nodo de la XOC más cercano está en Móra d’Ebre, a 17km.

Tres redes en Vielha e Mijaran

Vielha está incluída en el plan de emergencia de la Generalitat. El concejal de Comunicación, Alberto López (UA-PSC), celebra la expansión de la red, que espera que llegue entre julio y septiembre a la ciudad: “Ayuda a combatir la despoblación”. Sin embargo, explica que la ciudad ya cuenta con servicio de fibra deTelefónica y MASMóvil y que la conexión rápida llega a todos los pueblos del valle menos el núcleo de Arrós. “España es uno de los países con más kilómetros de fibra óptica de Europa, como el AVE, pero hay gente desconectada”, concluye Roca.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jordi Pueyo Busquets

Es periodista en la redacción de Cataluña y escribe sobre economía, innovación y tecnología. Antes de llegar a EL PAÍS, pasó por ACN, TV3, 324.cat, Bloomberg TV y Cadena Ser. Ha dado clases de redacción en inglés en la UPF y de redes sociales en la UOC. Es licenciado en Periodismo, Ingeniería Informática y máster en Innovación y Calidad Televisivas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS