Una moneda local para reactivar Deltebre

La EuroDelta servirá para comprar alimentos en los comercios del municipio y dinamizar la economía

Un hombre sostiene varias monedas de euro.
Un hombre sostiene varias monedas de euro.

La parálisis económica que ha provocado el coronavirus ha puesto en aprietos las finanzas de empresas y familias. En Deltebre, el Ayuntamiento impulsa un Plan de Reactivación Socioeconómica que plantea, de entrada, 50 acciones para afrontar la crisis derivada de la situación de pandemia. Una de las medidas es la creación de la EuroDelta, “la moneda de Deltebre”, según la define el consistorio. La EuroDelta está pensada para funcionar como una tarjeta monedero que servirá para que familias que se han visto afectadas por dificultades económicas puedan adquirir productos de primera necesidad en los comercios del pueblo.

El alcalde, Lluís Soler, lamenta que el estallido del coronavirus es un segundo revés para la economía del Delta, que ya quedó muy tocada como consecuencia de los daños que provocó el temporal G

Más información
La ‘grama’ ya circula por Santa Coloma de Gramenet

loria en la zona, donde arrasó arrozales, afectó a la pesca y ahuyentó al turismo. “Con la EuroDelta no solo queremos seguir fortaleciendo la ayuda a las familias más vulnerables y garantizar la cobertura de sus necesidades básicas. También queremos crear una herramienta más de dinamización del comercio local y de proximidad”, apunta.

La EuroDelta solo servirá para pagar en los establecimientos del pueblo, y queda reservada para comprar alimentos, productos y servicios básicos o material escolar. También se prevé aceptarla para abonar las cuotas de la guardería, de los casales de verano, del gimnasio municipal y de la piscina.

El plan de reactivación económica también contempla el desarrollo de la tienda online del Delta, para que los vecinos puedan comprar sin salir de casa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Consistorio admite que para poder cumplir con el plan de reactivación será menester revisar el presupuesto municipal, de unos 17 millones de euros, y adaptarlo a las circunstancias del complicado momento.

El precedente de la Grama

El Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet decidió, en enero de 2017, que parte de las subvenciones y del dinero público que entregaron a entidades y asociaciones se realizarían con la Grama, la moneda local. Una divisa municipal que solo se podría gastar en comercios de Santa Coloma. Han pasado tres años y el primer teniente de alcalde, Esteve Serrano, asegura que hay 400 comercios, cooperativas y pequeñas empresas que la utilizan y más de 150 entidades y asociaciones que pagan con Gramas. “En el último semestre de 2019 han aumentado un 25% el número de usuarios”, mantiene. El Ayuntamiento ha pagado en Gramas en estos tres años 700.000 euros. “Este dinero ha generado tres millones de euros circulando por comercios de dentro del municipio. Cada Grama ha circulado cuatro veces y media por Santa Coloma”, sostiene. Serrano no descarta que en un futuro, parte de las ayudas sociales se entreguen en Gramas para así seguir reforzando el tejido comercial.

En octubre de 2018 se ponía en funcionamiento el REC, la moneda que comenzaba a utilizarse en 11 barrios barceloneses de la zona del Besós. El comisionado de Economía Social del Ayuntamiento de Barcelona, Álvaro Porro, asegura que la primera fase de la moneda ha sido un éxito del que se han beneficiado 533 familias. En el proyecto barcelonés se inyectaron 800.000 euros. “Solo los comercios podían transformar los REC en euros y solo se han transformado 600.000”, concluye Porro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS