Conducción solidaria en estado de alarma

Cientos de conductores ofrecen sus servicios gratis para el personal de los hospitales de Barcelona

El taxista Jordi Mateu ofrece sus servicios gratis para los sanitarios de Barcelona.
El taxista Jordi Mateu ofrece sus servicios gratis para los sanitarios de Barcelona.

La solidaridad viaja sobre cuatro ruedas. Distintos colectivos de taxistas han decidido echar una mano ofreciendo sus servicios gratis para los que están combatiendo el coronavirus en primera línea, los sanitarios y el personal de los hospitales de Barcelona. Unos tres centenares de conductores se organizan para recoger a la gente en sus domicilios, o en los centros médicos cuando acaban sus turnos. Muchos se ponen de acuerdo a través de aplicaciones de mensajería, otros ofrecen su ayuda directamente en los sanatorios, mientras que algunos aprovechan sus plataformas para gestionar los viajes. El sector no es ajeno a la crisis sanitaria.

Más información
Comer gracias a Santa Anna
‘Mappings’ contra la pandemia en el Raval
La música que almacena cajas de alimentos

Syed Sheraz es miembro de una de las primeras iniciativas de chóferes que surgieron en Barcelona. Este paquistaní de 42 años relata que un conocido suyo, Shahbaz Ahmed, lo contactó para idear un proyecto solidario desde su trinchera. A mediados de marzo, crearon un grupo de WhatsApp para organizarse con otros cuatro compañeros. Ahora, lo integran más de 200 taxistas españoles y de diversas nacionalidades que cada día llevan a las personas a hospitales como Vall d’Hebron, el Clínic o Can Ruti, entre otros. “Hasta que termine el estado de alarma seguiremos apoyando”, señala. La pandemia también se combate con carreras gratuitas.

Desde finales de marzo, el Institut Metropolità del Taxi limitó la oferta en la ciudad, autorizando que solo el 20% de la flota pueda ofrecer sus servicios. El conductor destaca que otra iniciativa que han desarrollado, debido a la reducción es repartir comida de algunos comerciantes paquistaníes. A la par, los viajes solidarios continúan. Lo único que Sheraz pide a los pasajeros a cambio es tomarse una foto con ellos y que le cuenten sus experiencias, que comparte en sus redes sociales. Tiene el sueño de recopilar estos relatos en un libro sobre cómo la gente vivió la crisis. “Recibimos muchos agradecimientos de enfermeras y médicos”, asegura.

José López, de 61 años, también colabora en el proyecto. Es miembro de Agrupación Taxi Companys y desde hace unas semanas se sumó a las carreras de apoyo. “En el grupo, los sanitarios cuelgan las peticiones y vamos cogiendo esos servicios”, menciona. López defiende que si ya hubiese existido una aplicación pública para el sector habría sido más fácil coordinar las peticiones con las administraciones. El conductor asevera, además, que han tomado medidas de protección como utilizar mascarillas, instalar algunas mamparas flexibles y que, cada vez que realizan un viaje, limpian el interior de los vehículos en zonas como los cinturones o los asientos.

La cooperación también ha surgido de las emisoras. El director de Radio Taxi 033, Juan Ramón Borrego, describe por su parte que crearon una iniciativa propia gestionada a través del centro de llamadas y de la app de la flota con los hospitales barceloneses. “El tema es poder ayudarles a que lleguen seguros a sus hogares, a los hospitales y en condiciones que no se infecten”, sostiene. Borrego detalla que algunos sanitarios les han ofrecido propinas, pero apunta que ellos no las han aceptado porque “lo hacen por solidaridad”. “Es una situación que nos ha pillado a todos. Igual son granitos de arena, pero pueden hacer una playa”, concluye.

Carreras gratis contra el virus

Nombres: Syed Sheraz (42 años), José López (61) y Juan Ramón Borrego (40).

Qué hacían antes de la crisis: Sheraz trabaja como taxista autónomo, López es conductor y miembro de la Agrupación Taxi Companys. Borrego, por su parte, es director de la flota Radio Taxi 033.

Qué harán cuando acabe la crisis: Sheraz y López seguirán conduciendo sus coches por las calles de Barcelona. Borrego intentará seguir aportando su apoyo desde su sector hasta que sea necesario.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS