La Generalitat y Colau piden que Barcelona pase el próximo lunes 25 a la fase 1 de la desescalada

El comité técnico del Govern ha decidido solicitar la fase 2 para Tarragona y el Pirineo de Lleida

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la consellera de Salut, Alba Vergés, en una comparecencia telemática.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la consellera de Salut, Alba Vergés, en una comparecencia telemática.

No ha pasado ni un día entero desde que Barcelona y su área metropolitana han estrenado la fase 0 ampliada, pero la Generalitat y el gobierno de la alcaldesa Ada Colau han pedido ya al Gobierno que la capital pase el próximo lunes a la fase 1 de la desescalada de la crisis del coronavirus. Así lo han informado este lunes en un comunicado el consistorio de la capital y la Generalitat tras reunirse con los alcaldes de la región metropolitana.

Más información
La Generalitat pide para Barcelona una fase intermedia en la que se pueda comprar sin cita previa, pero no abrir terrazas
El comercio carga contra Torra por no suavizar el confinamiento en Barcelona
Barcelona estrena la fase 0 intermedia con una apertura desigual del comercio

La semana pasada, las dos administraciones no solicitaron el pase a la fase 1, pero sí una flexibilización de la fase 0, que ha permitido abrir tiendas sin cita previa, centros de culto y museos con un tercio de aforo, o bien aumentar la presencia de familiares en los velatorios hasta 10 personas. El Procicat, el comité técnico de gestión de la pandemia, también ha aprobado solicitar que avancen a la fase 2 las zonas de Cataluña que entraron el pasado lunes en fase 1: Tarragona (Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre) y el Pirineo de Lleida. Las regiones sanitarias de Girona, Cataluña Central y Lleida continuarían en la fase 1, en la que han entrado este lunes.

Con indicadores sanitarios que llevan días siendo positivos pero con la “prudencia” marcando las decisiones tomadas hasta la fecha por Colau y la consejera de Salud, Alba Vergés, y sus comités técnicos, ahora la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona piden saltar a la fase 1, donde ya se encuentran 2,5 millones de catalanes. Las dos grandes diferencias del salto son la apertura de terrazas de bares y restaurantes, y la posibilidad de celebrar reuniones familiares o de amigos de hasta 10 personas.

El paso a la fase 1 de Barcelona y su área afectaría a casi 5 millones de habitantes y sería un balón de oxígeno para el gremio de la restauración, que hasta la fecha solo puede abrir sus establecimientos para cocinar comida que los clientes se llevan. La alcaldesa ha expresado que los indicadores hacen “factible” la nueva petición: “Queremos seguir avanzando y por ello es preciso ser responsables y prudentes, como ha sido hasta la fecha gracias al comportamiento de la ciudadanía que ha sido muy responsable”, ha manifestado Colau.

En un mensaje de unidad institucional, hace dos semanas Generalitat y consistorio barcelonés crearon un comité técnico mixto de coordinación que comparte indicadores sociales y sanitarios y que, hasta la fecha, ha tomado las decisiones conjuntamente. En sus comunicados, las dos administraciones han vuelto a señalar la coordinación institucional.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS