ERC y PNV garantizan la votación de la sexta prórroga del estado de alarma tras un acuerdo con el PSOE

Los socialistas se comprometen a gestionar la desescalada conjuntamente con la Generalitat

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a su llegada al Parlament el pasado jueves.
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a su llegada al Parlament el pasado jueves.Quique García (EFE)

El Gobierno ya tiene garantizados los apoyos para sacar adelante, este miércoles, la sexta prórroga del estado de alarma. El Ejecutivo ha alcanzado acuerdos por separado con el PNV, que mantendrá su “sí”, según fuentes nacionalistas, y con ERC, que volverá a la abstención tras dos “noes”, según confirmaron los republicanos. Nacionalistas vascos y catalanes han logrado el compromiso de que todas las comunidades recuperen la mayor parte de sus competencias al entrar en la fase 3 del desconfinamiento. De ese modo, Pedro Sánchez recupera la mayoría que permitió su investidura, y que había quedado tocada en las últimas semanas precisamente por el flanco de ERC. El Gobierno ha cerrado este sábado el acuerdo con los republicanos que le garantiza prácticamenta la aprobación de la que previsiblemente será la última prórroga, que durará hasta el 21 de junio. El acuerdo atiende una de las peticiones de ERC para “impulsar los mecanismos para la participación de las comunidades” en el del fondo de reactivación económica de la UE, pero no incluye la reactivación de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat.

In English
Spanish government secures support for sixth and final extension to state of alarm

Políticamente, el pacto indica que los republicanos han vuelto a la cercanía con el PSOE después de dos duros noes en las últimas dos prórrogas que hicieron sufrir mucho al Gobierno y provocaron un importante desgaste político. La negociación final la llevaron directamente el presidente, Pedro Sánchez, y el hombre fuerte de ERC, Pere Aragonés, con sus equipos. La decisión de firmar un pacto con el PSOE indica que Aragonés, que representa el sector más dispuesto a la negociación, se ha impuesto esta vez al más duro, liderado por Marta Rovira, la secretaria general, que está en Suiza para esquivar a la justicia española.

La abstención en la última prórroga del estado de alarma supone un giro importante en la posición de Esquerra, que votó en contra en las dos últimas con el argumento de que Gobierno de Sánchez no había atendido sus propuestas en las negociaciones. El acuerdo, sumado al pacto con el PNV de esta semana, lleva al Gobierno a recuperar el núcleo duro de la mayoría de la investidura. Aunque La Moncloa sigue abierta a un acuerdo con Ciudadanos y esta semana ha habido conversaciones -el propio Sánchez habló con su portavoz, Edmundo Bal-, el Ejecutivo opta por consolidar así su mayoría original con riesgo de perder a la formación de Inés Arrimadas, cuyo apoyo permitió sacar adelante las últimas dos prórrogas.

El acuerdo alcanzado tiene seis puntos. El primero de ellos apunta que cuando Cataluña alcance la fase 3 de la desescalada recuperará las competencias con la salvedad de la libertad de circulación. Y también serán las comunidades las que propondrán al Ministerio de Sanidad la superación de esa fase para entrar en la “nueva normalidad”.

En otro de los puntos, el Gobierno se aviene a “articular un mecanismo alternativo al del estado de alarma, que pueda garantizar la cogobernanza junto a las comunidades e incrementar la protección de los derechos fundamentales y libertades ciudadanas ante una situación análoga a la padecida por los efectos de la covid-19”. Ese es un punto que responde a las reiteradas quejas de Cataluña y de otras comunidades de que el estado de alarma había anulado la capacidad de decisión y ejecución de los territorios. Según el acuerdo suscrito, esas reformas legales se presentarán en una comisión en el Congreso con el compromiso de tramitarlo y aprobarlo en tres meses. Una comisión que también abordará la “reserva estratégica de material sanitario y de su abastecimiento con el fin de que nuestra ciudadanía esté más protegida”.

La gestión de los Fondos Europeos de Reconstrucción figura en otro de los puntos del acuerdo. Si bien ERC había planteado que se pudieran gestionar directamente por el Govern, lo que reza el acuerdo es que una vez que se llegue a un acuerdo en el ámbito europeo, “el Gobierno impulsará mecanismos para la participación de las comunidades autónomas en la gestión de los fondos”.

Más información
Rufián cree que el Gobierno “no tiene voluntad de negociar nada con ERC”
ERC se abre a apoyar decretos económicos y sociales del Gobierno y descarta nuevas prórrogas del estado del alarma

El último punto del acuerdo se refiere a la petición de Cataluña de compensaciones a los trabajadores de Conca d’Òdena, que sufrieron un confinamiento más duro durante las peores semanas de afectación del coronavirus y que soportaron más consecuencias económicas porque no pudieron tramitar el subsidio de desempleo por la totalidad de los días que no pudieron trabajar.

Los términos del pacto se debatieron en una reunión previa a la convocatoria, con carácter de urgencia, de la comisión permanente de Esquerra Republicana este sábado. Un órgano que está liderado por Oriol Junqueras y Marta Rovira y del que forman parte otros 10 dirigentes del núcleo duro de ERC, como su coordinador, Pere Aragonès, Marta Vilalta y Sergi Sabrià, entre otros. El acuerdo entre las dos partes fue finalmente validado por la comisión permanente y deberá ser ratificado por la ejecutiva del partido el próximo lunes.

En una nota de ERC posterior a la reunión, la formación añadió que pese a que no se incluyó en el acuerdo con el PSOE, el Gobierno español había expresado públicamente “a reunir la mesa de negociación una vez la pandemia entre en la fase de la nueva normalidad”. En ese sentido, en declaraciones de Aragonès a TV3 anoche aseguró que la mesa se retomará “una vez se supere el estado de alarma". Sin embargo, ambos grupos han decidido dejar fuera ese punto del acuerdo para evitar más presión. El Gobierno viene de una semana muy dura tras el acuerdo con Bildu para la reforma laboral que provocó una gran polémica.

El acuerdo del Gobierno y ERC provocó la crítica inmediata de su socio en la Generalitat, Junts per Catalunya. La portavoz de esta formación, Laura Borràs, aseguró que este acuerdo “mantiene la subordinación a Madrid” y es “claramente insuficiente”. Poco antes de conocerlo, el president de la Generalitat, Quim Torra, había avanzado en un acto en Súria que está en contra de una nueva prórroga sin que se retornen las competencias actualmente bajo el mando de la administración central.

Tardà: “Buena noticia. Buen trabajo”

Tardà: “Buena noticia. Buen trabajo”

 

El exdiputado de ERC en el Congreso, Joan Tardà, uno de los grandes defensores en el independentismo de la necesidad de entablar relaciones entre Gobierno y partidos independentistas y desescalar posiciones, celebró la decisión de la permanente de Esquerra con un tuit mientras se celebraba la reunión. “Buena noticia. Perseverancia en la voluntad de diálogo y negociación para avanzar. Buen trabajo de la dirección de ERC y de los compañeros y compañeras del Congreso encabezados por Gabriel Rufián y Mirella Cortès”.

 

 

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia



Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS