El parón de la pesca causa pérdidas de 9 millones de euros en Cataluña

Cada embarcación ha sufrido un perjuicio de 14.800 euros, según el Departamento de Agricultura

Un pescador en el Puerto de Barcelona.
Un pescador en el Puerto de Barcelona.Gianluca Battista

El coronavirus dejó las barcas amarradas en los puertos y el parón ha causado pérdidas al sector pesquero por un valor de 9 millones de euros. Son datos publicados por la consejería de Agricultura de la Generalitat, que señala una caída del 50% de la recaudación de las lonjas, entre el 13 de marzo y el 15 de mayo. Según los cálculos, las pérdidas por cada embarcación ascienden a 14.800 euros. Tras el parón obligado en los días más duros del confinamiento, la flota pesquera se hizo a la mar a mediados del mes de abril. Sin embargo, su actividad ha permanecido penalizada durante semanas por culpa del estancamiento de la demanda provocado por el cierre de la restauración y la hostelería. Y, sin demanda, los precios se derrumban.

Más información
El coronavirus amenaza con paralizar la pesca española

Los datos de Agricultura indican que la flota de pesca al cerco, formada por barcos de no más de 19 metros y que acaparan pequeños pelágicos como la sardina y el boquerón, ha sufrido una reducción de ingresos del 59%, con unas pérdidas estimadas de 2,3 millones de euros. La flota de arrastre, que opera con barcos donde faenan cuatro o cinco marineros y se encargan de las capturas de pez blanco y marisco, principalmente merluza o gamba rosada, ha sufrido una disminución de ingresos del 51% y contabiliza un perjuicio de 5,3 millones. En los barcos de artes menores, una flota muy diversa y con capturas que van desde el pez blanco de fondo hasta los crustáceos, moluscos, la sepia y el pulpo, la caída de ingresos ha sido del 32%, aproximadamente un millón de euros.

Los puertos que más han notado la crisis de la covid-19 han sido los de la provincia de Girona, con unas pérdidas de 3,2 millones de euros. Las lonjas han recaudado la mitad de la media de los últimos tres años. En Tarragona la caída de la facturación ha sido del 56%, pero las pérdidas suponen 1,4 millones de euros.

Los puertos de Barcelona y de las Terres de l’Ebre registran valores muy similares, con reducciones de la cifra de negocio del 50% y pérdidas superiores a los dos millones de euros en ambos casos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS