Cataluña solo prevé nuevos confinamientos totales para brotes muy localizados

La apuesta de la Generalitat para controlar nuevas oleadas es restringir la movilidad de grupos de riesgo

Barcelona -
La consejera de Salud, Alba Vergés, durante una visita a un hotel en el que se alojaron enfermos de la covid-19.
La consejera de Salud, Alba Vergés, durante una visita a un hotel en el que se alojaron enfermos de la covid-19.Pau Venteo (Europa Press)

La Generalitat se prepara para un posible rebrote de la covid-19, pero por lo pronto descarta un confinamiento total de cara a controlarlo, si bien esa medida sí se podría aplicar en casos de brotes muy localizados. Así lo ha explicado la consejera de Salud, Alba Vergés, que sí ha adelantado que en el caso de una nueva ola ciertos colectivos de riesgo, como los ancianos, sí tendrán que restringir sus movimientos.

“Intentaremos afrontar la nueva ola sin tener que recurrir al confinamiento total. Aunque en casos de brotes localizados específicos, por ejemplo, igual si se haría un confinamiento total con restricción de salidas no esenciales”, ha explicado Vergès este sábado en una entrevista a Rac-1. “Volverá a haber muchos casos y de gravedad diferente”, ha explicado.

En el caso de una nueva ola, ha explicado la responsable de Salud, sí se planteará la restricción de movimientos. “Las personas vulnerable serán las primeras”, ha dicho Vergés, y ha mencionado por ejemplo a los ancianos, aunque la medida se extenderá a otros colectivos. La Generalitat trabaja en el supuesto de que el peor momento del rebrote puede solaparse con la ola de gripe común, por lo cual invita a que se vacunen dichos colectivos y los sanitarios.

La consejera ha recordado la importancia de seguir con las normas de higiene y de distanciamiento físico para evitar nuevos contagios. Estas medidas, ha explicado Vergés, “han venido para quedarse y formarán parte a partir de ahora de la normalidad”.

La apertura de fronteras y la llegada de turistas, ha explicado la titular de Salud, también abre la puerta a que se diagnostiquen casos importados de la covid-19. Vergés ha dicho que se trata de un reto que hay que afrontar y que ya se trabaja en un plan de respuesta. “Si queremos que venga el turismo tendremos que tomar ciertas precauciones, tener espacios pensando en si hay que hacer cuarentenas de casos y contactos con positivos”, ha explicado.

Ferrovial pide no rescindir el contrato

Por otro lado, Ferrovial ha planteado a la Generalitat dejar en los “mínimos recursos administrativos” el contrato para el rastreo de contactos estrechos de los nuevos casos de coronavirus, con el fin de volver a activarlo en un futuro si es necesario. Se trata de la fórmula que propone la empresa para no ejecutar la indemnización que supondría la anulación del mismo, según ha adelantado Efe.

El departamento de Salud había abierto la puerta a anular ese contrato tras las críticas en la comunidad sanitaria y que había abierto un nuevo frente de choque entre los dos socios del Govern. Una filial de Ferrovial había logrado el millonario concurso (de entre 5,1 y 14,6 millones según la evolución de la pandemia) por una contratación sin concurso público, debido a la urgencia.

El Govern ha mantenido ya contactos con responsables de Ferrovial para analizar cómo se puede revertir dicho contrato con la menor penalización para las arcas públicas, teniendo en cuenta que la empresa ya ha contratado a unos 230 trabajadores. La empresa propone “no romper” el contrato, sino dejarlo “en mínimos”, hasta que la eventual aparición de un rebrote haga necesario activarlo de nuevo. A cambio, la compañía, que también gestiona en Cataluña el teléfono público de consultas sanitarias 061, rechaza reclamar una indemnización.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS