Avanzan los derribos en dos esquinas de La Modelo

Las antiguas enfermería y lavandería acogerán usos provisionales para las escuelas Xirinacs y Entença

Derribo de una de las esquinas de la antigua cárcel Modelo de Barcelona.
Derribo de una de las esquinas de la antigua cárcel Modelo de Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Los derribos en las dos esquinas de la calle de Entença del edificio de la antigua cárcel Modelo (con Rosselló y con Provença) avanzan, después de retomarse a finales de mayo, para albergar usos escolares provisionales. Los trabajos se concentraron primero en la esquina de Rosselló, donde el derribo de la antigua enfermería permitirá ampliar la escuela Xirinacs, un centro de primaria ubicado allí mismo en barracones y que el próximo curso necesitará más espacio, porque sus alumnos inician la etapa de educación primaria.

Más información
La Modelo abre sus puertas para siempre
La reforma de La Modelo mantendrá los seis brazos

En la esquina con Provença, donde estaba el servicio de lavandería de la cárcel, la liberación de espacio está destinada a trasladar, provisionalmente, la escuela Entença, ubicada ahora en módulos en la Escuela Industrial.

Está previsto que los trabajos, retrasados por el frenazo de actividad durante la crisis del coronavirus, finalicen en julio. No estarán listos a inicios del próximo curso, por lo que deberán ser los centros quienes decidan si los utilizan en otoño o esperan a pasado Navidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS