Torrent y Maragall anuncian una querella contra un exdirector del CNI por el supuesto espionaje

Los líderes de ERC creen que Félix Sanz pudo haber cometido delitos informáticos o escuchas ilegales

El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el pleno del Parlament. En vídeo, declaraciones de Torrent durante una entrevista en la Cadena Ser este jueves. Europa Press | Cadena Ser

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, y el exconsejero y diputado Ernest Maragall presentarán una querella contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz, por el supuesto ciberespionaje del que fueron víctimas en 2019, según reveló una investigación de EL PAÍS y The Guardian. Torrent ha adelantado en una entrevista en la cadena SER que emprenderá la acción judicial. Sus asesores jurídicos creen que el alto cargo pudo haber cometido varios delitos: espionaje informático, intrusión no autorizada o escuchas ilegales. Todos están tipificados en el Código Penal y son sancionados con condenas de cárcel.

Torrent, tras conocer el caso, había anunciado que estaba estudiando medidas legales. Ha dado el paso después de conocerse que los servicios secretos españoles disponen del programa Pegasus, el mismo con el que se espió a ambos políticos republicanos. Sanz era el máximo responsable del CNI cuando se produjo el supuesto espionaje y quien ostentaba la responsabilidad en la dirección estratégica de las acciones de inteligencia.

La querella se presentará inicialmente contra Sanz, pero no se descarta que después se pueda ampliar a otras personas. El entorno del presidente del Parlament aún no ha especificado ni cuándo ni a qué juzgado irá a presentar el texto. Tanto Torrent como Maragall han recordado que la actividad del CNI, además, se somete al control parlamentario. El pasado miércoles, el presidente del Parlament ya había pedido al Ministerio de Defensa, del que depende orgánicamente el CNI, que hiciera una investigación interna para aclarar lo sucedido.

Torrent ya había señalado al CNI como responsable del hackeo de su móvil, pero la identidad de quien instaló ese software será muy difícil de conocer. Según ha publicado este diario, los servicios de información españoles sí disponen del programa Pegasus, capaz de tomar el control de los terminales, escuchar las conversaciones, leer mensajes, acceder a sus archivos, hacer capturas de pantalla o activar su cámara y su micrófono por control remoto.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS