Marta Pascal: “No iremos contra España para obtener votos”

La secretaria general del Partit Nacionalista de Catalunya defiende que la lucha por el referéndum no paralice el día a día de la gestión

Marta Pascal, Secretaria General del Partit Nacionalista de Catalunya (PNC), el pasado viernes en un bar de Barcelona
Marta Pascal, Secretaria General del Partit Nacionalista de Catalunya (PNC), el pasado viernes en un bar de BarcelonaAlbert Garcia (EL PAÍS)

El Partit Nacionalista de Catalunya (PNC) cumple un mes de vida. Su secretaria general, Marta Pascal (Vic, Barcelona; 37 años), y varios exdirigentes del PDeCAT son las caras visibles de un proyecto que defiende el referéndum acordado —aglutinando a independentistas como ella y también a soberanistas—, sin abandonar la gestión del día a día y llegar a acuerdos con el Gobierno. “No iremos contra España para obtener votos”, dice. Con una plataforma orientada hacia potenciar los sectores más arraigados en la economía catalana, una agenda verde y una lucha contra la desigualdad espera irrumpir en las elecciones catalanas, aún sin fecha.

Pregunta. ¿Cómo piensa lograr que haya un referéndum?

Respuesta. Nuestra preocupación ahora es levantar Cataluña y recuperarnos de la crisis. Negociaremos con el Gobierno, con lealtad y confianza mutuas para poder llegar a ese referéndum.

P. ERC busca hacerse fuerte en Madrid para forzar el referéndum. ¿Cuál es su fórmula?

R. No levantarnos de la mesa hasta que haya un pacto, defender los intereses de los catalanes donde sea y hacer política. Rechazamos instalarnos en la queja.

P. Habla de lealtad y confianza. ¿Eso se puede construir con la amenaza de la secesión sobre la mesa constantemente?

R. No comparto la unilateralidad. En una democracia madura, las decisiones que están en el ámbito de los sentimientos, como el deseo de ser nación de muchos catalanes, solo se pueden dirimir en un referéndum. Queremos superar las trincheras y la confrontación, evitar de nuevo los errores de un lado y otro.

P. Cuesta diseñar el futuro del conjunto del Estado si no se sabe si se cuenta con Cataluña o no: por ejemplo, con el Corredor Mediterráneo. ¿Es posible hacer un planteamiento de lealtad así?

R. Es una infraestructura clave. No queremos hacer ver como que en estos 10 años no ha pasado nada en el tema nacional, pero tampoco puede ser que en ese camino se dejen en un cajón las necesidades de la gente. No chantajeamos a nadie, pero cuando nos preguntan cuál es la mejor solución defendemos el referéndum.

P. Planteado así, ¿eso no es casi una quimera?

R. Es inasumible decir que no se va a una mesa de diálogo porque el primer punto del orden del día no es la fecha de la votación. No me encuentro gente en la calle que me diga que hay que implementar la república, me cuentan que no han cobrado el ERTE, que hay que mejorar los salarios de sanitarios y profesores. Los problemas reales de la gente llevan mucho tiempo en segundo plano.

P. Otro Gobierno podría hacer más difícil el diálogo. ¿Es partidaria de apoyar al actual?

R. Apoyé la moción de censura a Mariano Rajoy y eso ha facilitado el diálogo. No nos obsesiona la estabilidad del Gobierno sino los intereses de los catalanes. Pero eso no implica que se tenga que dar apoyo a grandes temas que aún se tienen que discutir en Madrid, no nos esconderemos. Algunos creían que ir contra Cataluña daba apoyos en el resto de España, nosotros no iremos contra España para obtener votos. Tampoco sé a qué PSOE creerme cuando escucho a Josep Borrell.

P. Es posible que su antiguo partido, el PDeCAT, se presente en solitario a las elecciones. ¿No son propuestas muy similares?

R. Nosotros nunca pactaremos con la CUP. Si la Cataluña independiente que se busca es la de los anticapitalistas, yo no la quiero. Reivindico la propiedad privada, que existan ciertas normas, los conciertos educativos...

P. Cosas que también reivindica su antiguo partido...

R. Por sus hechos los conoceréis. En el PNC jamás votaríamos a favor de subir el impuesto de sucesiones [como hizo Junts].

P. ¿Cuál será su política de pactos con otras formaciones?

R. Nuestra propuesta es el referéndum pactado y levantar el país. Con cualquier planteamiento que vaya en contra de los dos puntos será muy difícil. No seremos la muleta de nadie.

P. ¿Qué opina de la gestión de los brotes por parte del Govern?

R. No está haciendo las cosas bien. Es cierto que es un reto mundial, pero es muy decepcionante que un mes después de que hubieran regresado todas las competencias se vea falta de preparación e improvisación. Si exiges y reivindicas todo el tiempo las competencias es para gestionar mejor. Habría negociado blindajes durante las votaciones del estado de alarma. Hubo muchas excusas de un lado y el otro.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS