Las obras de Adif afectarán líneas de tren hasta noviembre

Los trabajos darán impulso al Corredor Mediterráneo y a la estación de La Sagrera

Trabajos en la estación de La Sagrera, durante el confinamiento
Trabajos en la estación de La Sagrera, durante el confinamientoAlejandro García (EFE)

Adif anunció ayer la puesta en marcha de un paquete de obras en varios puntos de Cataluña y que implicarán algunas modificaciones en el servicio hasta noviembre en algún caso. Dos de las más destacadas son actuaciones para impulsar el Corredor Mediterráneo y la estación de La Sagrera. El monto de la inversión es de 280 millones de euros, informó la empresa pública en una nota.

Se trata de seis proyectos ferroviarios diferentes, algunas de las obras incluso se extenderán hasta principios de 2021. La lista también incluye la reconstrucción del puente sobre el río Tordera, en Girona, destrozado por el temporal Gloria a principios de este año.

Las líneas más afectadas serán, entre otras, la R1, entre las paradas de Sant Adrià y Clot- Aragó, y habrá una reducción en el servicio en el recorrido entre Malgrat de Mar y L’Hospitalet. Los próximos 6 y 8 de noviembre no se prestará servicio entre las paradas de Badalona y Clot-Aragó. Las líneas R4 y R2 verán reducida la frecuencia de paso y se ofrecerá servicio alternativo por carretera en diversos tramos. Los trabajos cerca de Vila-seca (Tarragonès) afectarán al servicio de los trenes regionales del corredor sur.

Parte de los trabajos consisten en el traslado de las vías de la línea de ancho convencional Barcelona-Mataró-Maçanet al interior de la estructura de la futura estación de La Sagrera. Adif considera que se trata de “un hito de gran relevancia” a la hora de completar una infraestructura que ha sufrido serios retrasos.

El nuevo trazado tiene una longitud de 1,98 kilómetros y se prolonga hasta la boca del túnel que da acceso a la estación de El Clot-Aragó. La empresa pública prevé que los trenes circularán por el interior del nuevo tramo soterrado sin parada a partir de noviembre.

Respecto al Corredor Mediterráneo, otra obra acumula retrasos, Adif procederá a adaptar el tramo Castellbisbal-Martorell-Nudo de Vila-seca (Tarragona) al ancho internacional. Los trabajos incluirán la ampliación del gálibo del túnel de Martorell, de 1.068 metros, la adecuación de las condiciones de seguridad a la normativa vigente. Estas obras coinciden con la rehabilitación del antiguo túnel de Castellbisbal, de 810 metros, actualmente sin servicio, para incorporarlo a la red de explotación.



Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS