Torra niega que la Generalitat asuma costes de BCN World

El acuerdo con Hard Rock supone que el Incasòl adelante el 80% de los terrenos

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la sesión de control en el pleno del Parlament.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la sesión de control en el pleno del Parlament.Europa Press

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, insistió ayer en el Parlament que la intermediación del Incasòl para adquirir los terrenos de Vila-seca y Salou donde Hard Rock levantará sus terrenos no tendrá ningún coste para la Generalitat, pese a que el contrato firmado el mes de marzo contempla que avance 96 millones (el 80% del total de 120 millones) en la operación. Desde hace años el operador de promoción de suelo de la Administración catalana tenía firmado un acuerdo con Criteria CaixaHolding (propietaria del suelo a través de una de sus participadas) por el que bloqueaba la venta de los terrenos a otros interesados y se comprometía a adquirirlos para después vendérselos a los operadores que se adjudicasen la licencia provisional para levantar y operar un casino, en una operación de “unidad de acto”.

Fuentes de la Generalitat aseguran que este tipo de operación se estructura conesa pauta, de forma que el intermediario no recupere los recursos hasta que el promotor del proyecto ejecute el contrato una vez reparcelados los terrenos, que en este caso ocurriría en 2022. Siempre y cuando el complejo vinculado al juego salga adelante. Las mismas fuentes consultadas aseguran: “El riesgo está asegurado”.

En el acuerdo suscrito por el Incasòl también se sostiene que el comprador de los terrenos deberá asumir los efectos de las demandas que antiguos propietarios de los terrenos ahora de Criteria pusieron en marcha en los juzgados para que se hiciera una nueva tasación, al considerar que se les expropiaron como rústicos y ahora son urbanizables. Unos 50 antiguos propietarios tomaron esa vía para ser resarcidos y este fue uno de los focos de la negociación entre la Generalitat y Criteria, ya que esta última pretendía que la Generalitat asumiera una posible demanda contraria. La Generalitat sostiene que no será la Administración la que tenga que asumir esas carga en el caso de producirse.

Fichaje de Cuatrecasas

Ayer Torra defendió el proyecto por el impacto en empleo que tendrá en la zona de Tarragona, mientras desde la CUP Natàlia Sànchez aseguraba que la compraventa de terrenos pone en “riesgo fondos públicos”. Los comunes han acusado a Torra y a Pere Aragonès de mentir.

El proyecto, lanzado en 2013 de la mano de Enrique Bañuelos, padece años de retrasos, aunque en octubre se tendría que cerrar la transferencia de la propiedad del suelo. Hard Rock ha ampliado recientemente el capital de la sociedad que controla la licencia con 60 millones de euros y ha reforzado su estructura. Si hasta ahora el planeamiento urbanístico ha recaído sobre Garrigues, Hard Rock ha decidido incluir en su proyecto a Cuatrecasas, a través del nombramiento de dos apoderados —Víctor Xercavins y Albert Trias de Bes Maqueda—. Fuentes conocedoras del proceso administrativo aseguran que una vez resuelto el embrollo urbanístico, Hard Rock ha de mantener negociaciones con la Generalitat, en este caso del Departamento de Vicepresidencia y Economía, para lograr la autorización definitiva para operar un casino en la zona.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción