Albiol cede y realojará a parte de las familias sin casa

Las plataformas anti desahucios dicen que la medida es solo un “parche” y una reacción al desmayo sufrido por una afectada

Una de las familias que el Ayuntamiento de Badalona quiere expulsar de la pensión.
Una de las familias que el Ayuntamiento de Badalona quiere expulsar de la pensión.Joan Sánchez

El Ayuntamiento de Badalona decidió ayer dar una solución a parte de las familias del inmueble del pasaje de La Torre después de haber ordenado que debían abandonar este miércoles la pensión y los apartamentos municipales en los que están instalados desde que su bloque fue derribado hace un año por estar en mal estado. El alcalde popular, Xavier García Albiol, ha accedido a realojar a las familias que no tienen niños en el centro de acogida municipal de Can Bofí Vell y a las que tienen menores a su cargo en el Centro de Urgencias y Emergències Socials de Barcelona (CUESB). No dará ninguna alternativa a las que califica de “okupas” originarios.

La medida se ha tomado después de que el Pleno del Ayuntamiento de Badalona aprobara el martes una moción que unió a toda la oposición, tan desunida hace meses, para reprobar la gestión de Albiol en el asunto. El gobierno municipal sostuvo en la sesión la tesis expuesta un día antes de que no podía mantener de forma vitalicia y eterna a los afectados y que era una cuestión de “justicia social” para no conceder a nadie privilegios. Sin embargo, ayer cambió de criterio.

La plataforma Sant Roc-Som Badalona, que se ocupa de la emergencia habitacional en la ciudad, asocia la reacción de Albiol a que, Sanaa, una de las afectadas y madre de cuatro menores, sufrió este miércoles un desmayo y una crisis de ansiedad después de recibir la llamada del Ayuntamiento recordando que debían salir de la pensión antes de las 11.00 de este jueves. Fue trasladada a Can Ruti. “Es una vergüenza de que solo reaccionen cuando pasa algo así”, lamentó Carles Sagués, portavoz del colectivo.

La entidad vecinal sostiene que la solución aportada por Albiol es solo un “parche” temporal que no soluciona el problema de fondo. La masía Can Bofí se habilitó para personas sin techo y de entrada acogerá a tres familias compuestas por seis personas: la familia de Karima —compuesta por ella, su marido y su hija—; la de Mohamed —vive con su padre— y a Sfía. En el segundo caso, la madre de los niños será dirigida a la CUESB. Sagués recuerda además que hay otras dos parejas afectadas, ambas con menores, de las calles Rosales y Calderón de la Barca y con problemas similares.

Los cálculos varían si los realiza el Ayuntamiento o las plataformas pero al menos son ocho las familias afectadas y tres de ellas en una situación muy delicada porque se les exige que costeen los 40.000 euros que por coeficiente deben pagar por la demolición del bloque. Las redes sociales han recordado estos días el video de Albiol de hace un año cuando decía que los vecinos habían advertido sin éxito al Ayuntamiento, entonces dirigido por el socialista Àlex Pastor, de unas obras en el aparcamiento del bloque que podían ser ilegales. Los vecinos aseguran que el entonces líder de la oposición les dio todo su apoyo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS