Los Mossos limitan la acción de los antidisturbios en desahucios ‘sociales’

La Brigada Móvil actuará solo para apoyar a las áreas de recursos operativos cuando se complique un lanzamiento

Agentes del área de recursos operativos (ARRO) actúan para permitir un desahucio en el Eixample de Barcelona.
Agentes del área de recursos operativos (ARRO) actúan para permitir un desahucio en el Eixample de Barcelona.Albert Garcia (EL PAÍS)

Los Mossos d’Esquadra han limitado la actuación de los antidisturbios, la Brigada Móvil (Brimo), en los desahucios de familias vulnerables o sociales. En este tipo de lanzamientos deberá intervenir la unidad que está a caballo entre la seguridad ciudadana y el orden público, las Áreas de Recursos Operativos (ARRO). Solo en el caso de que se complique mucho la intervención de la comitiva judicial, y esta ordene seguir adelante con el proceso, se pedirá el apoyo de la Brigada Móvil, que deberá autorizar la jefatura del cuerpo, según fuentes policiales. La Brimo, tradicionalmente, no participaba en estos dispositivos.

La Brigada Móvil es una unidad especializada en el orden público que interviene cuando se producen conflictos en la calle. Es habitual que actúen en ocupaciones en las que, de antemano, se puede prever que haya mucha resistencia, como son los desalojos de edificios ocupados por motivos políticos. También lo hacen si son casos de mafias organizadas o en operaciones policiales.

Más información

Pero en las últimas semanas se ha visto a los agentes de la Brimo actuar en lanzamientos de familias vulnerables. Fue el caso en el barrio del Carmel de Barcelona, el pasado 17 de septiembre, que acabó con golpes de porra para permitir el paso de la comitiva judicial. La policía catalana hizo público incluso un comunicado explicando la actuación de los agentes. Posteriormente, la Brimo participó en otro desalojo en el barrio del Eixample, donde diversas personas se apostaron en la puerta del inmueble, que finalmente se desahució sin incidentes.

Tras esos dos episodios, se comunicó a los agentes de las ARRO de Barcelona que los desahucios de personas vulnerables que requiriesen intervención policial los llevarían a cabo ellos y que la Brigada Móvil, con quienes se los repartían en los últimos tiempos, solo se activaría si necesitaba su apoyo explícito por cuestiones de orden público, según fuentes del cuerpo. Solo en Barcelona, la policía participa de media en seis desahucios al día, que incluye todo tipo de inmuebles.

Fuentes policiales insisten en que la función de la Brigada Móvil es la de actuar en los desahucios conflictivos, no en el de las personas vulnerables. Esas mismas fuentes subrayan que se ha dado la instrucción que esa siga siendo la norma en la manera de proceder en la Brigada Móvil, no que de forma sistemática se cuente con ellos para tareas que se pueden considerar de seguridad ciudadana, no de orden público.

El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha dejado claro que no se siente cómodo con las imágenes de los Mossos usando las porras contra personas reunidas que intentan impedir un desahucio de familias que no pueden hacer frente al alquiler o a la hipoteca. “Me duele a la vista sobre todo cuando detrás hay una ocupación de gente vulnerable”, subrayó en una entrevista en TV3. Una sensibilidad que Sàmper ha trasladado a los mandos del cuerpo.

“No debería intervenir nunca la policía”, insistió el consejero del Interior, que pidió que se cambie el sistema que se aplica ahora para desahuciar a las familias. “Hemos, de alguna manera, de encontrar la fórmula, el protocolo, entre todos, para que no vuelva a pasar” dijo, sobre las imágenes de la Brigada Móvil golpeando a ciudadanos que querían evitar el lanzamiento de El Carmel.

Sàmper denunció también sin tapujos una mala coordinación entre los servicios municipales, la justicia y la policía. E insistió en que la administración local “tiene una obligación legal de proporcionar una vivienda a esa persona”. Si actúan los Mossos, repitió, es porque todos los demás mecanismos previos han fallado.

Con esa filosofía, este miércoles intervinieron únicamente los agentes de la ARRO en un desahucio que estaba previsto en el barrio de Ciudad Meridiana, en Barcelona. Más de un centenar de personas se concentraron en el lugar para tratar de impedirlo. Tras varias horas intentando llevarlo a cabo, la comitiva judicial ordenó finalmente que se suspendiese el lanzamiento.

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción