Marlaska condecora a los máximos jefes de los Mossos por su actuación en los disturbios tras la sentencia del ‘procés’

El Ministerio del Interior otorga 17 medallas a agentes de la policía catalana, entre ellos al comisario jefe

Mandos de la Policía Nacional y los Mossos en el aeropuerto de El Prat antes de la llegada de los manifestantes en las protestas de 2019.
Mandos de la Policía Nacional y los Mossos en el aeropuerto de El Prat antes de la llegada de los manifestantes en las protestas de 2019.Alejandro García (Efe)

El Ministerio del Interior ha reflejado la plena recuperación de la colaboración con los Mossos d’Esquadra con la concesión de condecoraciones a 17 agentes de la policía catalana con motivo de la celebración del patrón de la Policía Nacional el próximo 2 de octubre. Entre ellos, se cuenta parte de la cúpula del cuerpo, con el comisario jefe, Eduard Sallent, el responsable de los servicios de información, el comisario jefe de Barcelona o el responsable de los antidisturbios (Brimo). Todos ellos son condecorados por el papel de la policía catalana durante los disturbios vividos en Cataluña el octubre del año pasado tras la sentencia del Tribunal Supremo de los líderes del procés. Más de 600 personas resultaron heridas, entre manifestantes y policías.

Las medallas son el colofón de una respuesta conjunta y coordinada, tras las desavenencias durante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, entre la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra. Los agentes actuaron juntos en las calles de Barcelona y del resto de Cataluña, y sus mandos compartieron un único centro de coordinación, dando una imagen de cohesión y de recuperación de unas relaciones que se habían roto en los momentos más delicados del procés.

Esa actuación que ahora es premiada por el Ministerio del Interior provocó una contestación muy dura por parte de la sociedad catalana, que acusó a los agentes de brutalidad policial, e incluso por el entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra. La destitución reciente del consejero del Interior Miquel Buch se atribuye, en parte, a su defensa cerrada durante esos días de la intervención de la policía catalana. Aunque después los Mossos abrieron una auditoría interna, que bautizaron como la auditoría más grande llevada a cabo nunca en el cuerpo, para depurar los excesos policiales, sin que se conozcan hasta el momento cambios en el funcionamiento de los antidisturbios.

Las 17 condecoraciones del Ministerio del Interior a los Mossos señalan también un cambio claro en la relación con el Ministerio del Interior. En 2018, tras la polémica creada por la actuación de la policía catalana un año antes durante el referéndum ilegal del 1-O, Interior no concedió ninguna. El entonces ministro, Juan Ignacio Zoido (PP), incluso se comprometió con los sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles a retirar las concedidas años anteriores a aquellos mossos que no expresasen de manera formal “lealtad constitucional”.

Al año siguiente, ya con el PSOE en el Gobierno, se concedieron cuatro —un comisario, un inspector y dos subinspectores—. La cifra de este año multiplica por cuatro aquellas medallas, según refleja el listado de condecoraciones al que ha tenido acceso EL PAÍS. Este año, la Ertzaintza solo recibirá una. Fuentes del departamento de Fernando Grande-Marlaska recalcan que, en la actualidad, la colaboración con la policía autonómica en seguridad ciudadana, orden público e investigaciones es “excelente” y las condecoraciones son, precisamente, una muestra del “nuevo clima de confianza que existe entre todos los cuerpos policiales”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS