El Hotel Arts se queda con la mayoría de locales del frente marítimo a subasta

El grupo hotelero se adjudica la mayoría de los establecimientos que Hacienda ha vendido por un precio inicial de 68,3 millones de euros

El hotel Arts de Barcelona, ubicado frente al Puerto Olímpico.
El hotel Arts de Barcelona, ubicado frente al Puerto Olímpico.JOAN SÁNCHEZ

El grupo hotelero propietario del Hotel Arts de Barcelona ha arrasado este lunes en la subasta organizada por el Ministerio de Hacienda para vender los establecimientos del frente marítimo barcelonés, establecimientos que eran propiedad del Estado y cuya concesión, de hace 30 años, había caducado. La subasta, que tenía un precio de salida de 68,3 millones de euros, había sido criticada por asociaciones de vecinos y por los actuales arrendatarios, que no descartan impugnar la venta después de que el grupo hotelero se haya quedado con 24 de los 26 lotes de locales.

El Hotel Arts es propiedad del grupo Archer Hotel Capital, a su vez controlado por el fondo de inversión holandés ABP y por el fondo soberano de Singapur, GIC. La firma tenía mucho interés en quedarse con la mayoría de los establecimientos de su alrededor y ampliar su oferta de turismo de lujo en la zona. Con una capacidad para comprar mucho mayor que la de los actuales arrendatarios, el hotel ha realizado ofertas para todos los lotes menos dos (el McDonald’s y la gasolinera de la Ronda Litoral, calificados como equipamientos), y en la mayoría de ofertas ha superado con creces el precio inicial, duplicándolo y triplicándolo. Los actuales arrendatarios tienen derecho preferente en la compra, y durante un mes pueden igualar las ofertas, aunque solo en el caso de los 318 aparcamientos la oferta es suficientemente baja para poder ir a otro postor que no sea el hotel.

Los locales del frente marítimo de Barcelona, construido en la etapa preolímpica, eran propiedad del Estado, y se alquilaron a empresas en una concesión de 30 años de duración. El Estado decidió que no renovaría la concesión y privatizaría el frente marítimo sacando los bienes a una subasta que, tras una prórroga y las dificultades derivadas de la pandemia, ha tenido lugar este lunes. Las asociaciones de vecinos han criticado que el gobierno municipal, que esperaba que Hacienda cediese al Consistorio estos establecimientos y había prometido darles un uso distinto, no haya plantado cara. Los arrendatarios se plantean llevar la subasta al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, ya que consideran que se ha hecho a medida para el hotel.

De la subasta quedaron fuera los locales que albergan los restaurantes y discotecas Opium, Shoko, Carpe Diem y Aqua. Estos establecimientos prorrogaron en julio pasado su actividad por un plazo de cinco años, y a partir de ese momento pasarán a integrarse en la ampliación del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ahora ocupa un espacio anexo al recinto del Hospital del Mar. Los que sí pasarán a ser propiedad del Hotel Arts son el casino, las discotecas Pachá y Catwalk, o el restaurante Bestial, entre otros.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción