El virus tensiona las UCI de los hospitales comarcales

El Hospital de Vic, con 20 personas en camas críticas, avisa que tiene problemas para trasladar pacientes a otros hospitales

Sanitarias visitan a un enfermo ingresado en una UCI del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.
Sanitarias visitan a un enfermo ingresado en una UCI del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.David Zorrakino - Europa Press (Europa Press)

Estos días Cataluña está viviendo el pico máximo de presión asistencial que sufren los hospitales y centros de atención primaria en esta segunda ola de la pandemia de coronavirus. Pese a que los contagios se reducen, lo hacen lentamente y cuesta que la mejora llegue a todo el sistema sanitario. Los más damnificados son los hospitales de comarca, más pequeños y propensos a una saturación más rápida.

Más información

Si bien las 26.000 urgencias atendidas esta semana por sospechas de covid-19 son un 15% menos que la semana anterior, en los hospitales la presión es máxima: ayer, 2.626 personas estaban ingresadas en hospitales catalanes, de las cuales 585 estaban en la UCI. “Esto significa que el coronavirus ocupa el 60% de las camas de críticos, y el 24% del total de camas en planta. Notamos cierta estabilización, pero necesitamos estos diez días más de restricciones para bajar la cifra”, ha explicado este viernes el secretario general de Salud, Marc Ramentol. El departamento calcula que, para tener una situación sostenible pese al esfuerzo que implica el coronavirus, hay que llegar a tener solo 300 camas de críticos dedicadas a la covid-19, y un ritmo de 1.000 contagios al día. “Estamos lejos de eso, y de aquí a diez días no llegaremos, pero nos acercaremos”, dijo Ramentol.

El departamento de Salud asegura que en los territorios o hospitales donde hay una situación más difícil, se activa el procedimiento para derivar pacientes a otros centros. Sin embargo, no en todos los casos es así, y algunos hospitales sufren una importante saturación. “Son hospitales pequeños que tienen pocas UCI, y necesitan derivar, pero dependen de la ocupación de los otros hospitales, de si están programando o suprimiendo cirujías”, explican desde el sindicato Metges de Catalunya. El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, reconoció el jueves que la red de camas de críticos no se puede ampliar, porque no hay personal suficiente. “Hace diez años que lo decimos. Si prorrogan las medidas restrictivas es porque el sistema no se puede volver a tensionar como en la primera ola, porque la plantilla no es suficiente y, además, está cansada”, expresa un portavoz del sindicato.

Uno de estos hospitales afectados es el de Vic (Osona), una ciudad en la que hay un centenar de brotes activos, y 20 personas ingresadas en la UCI. La gerente del hospital declaró en un comunicado que están teniendo problemas de drenaje de pacientes a otros hospitales, y que se están quedando sin unidades para tratarlos. En este centro, además, hay 70 profesionales de baja por haber dado positivo de covid-19. También en los hospitales de la zona del Vallès el sistema de UCI está muy presionado y los profesionales reclaman más contrataciones.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción