musica

El ‘Anuari de la música’ traduce en cifras la catástrofe del sector

Las salas de conciertos, que han bajado su facturación un 95%, no reabrirán este lunes

Concierto de Keane en Barcelona en 2019.
Concierto de Keane en Barcelona en 2019.jordi vidal (GETTY)

Catástrofe, hecatombe o colapso. Tres de los categóricos calificativos usados para expresar la situación en la que se halla el sector musical en Cataluña, Valencia y Baleares, ámbito de estudio del Anuari de la Música, que celebraba un aniversario redondo, 20 años, en una situación que tal y como se recoge en sus páginas no se vivió durante las diferentes guerras del pasado siglo. Editado por el grupo Enderrock y por la Associació Profesional de Promotors i Mànagers de Catalunya (ARC), los datos que arroja lo que llevamos de año resultan desoladores. Tanto es así que la facturación del sector ha descendido un 87%, lo que se corresponde con un 80% menos de conciertos celebrados y el consecuente descenso en el número de espectadores, que alcanza un 94% en este 2020.

El impacto pormenorizado de tal destrozo supone que los músicos en conjunto han visto descender sus ingresos en un 75%, la venta de discos físicos se ha desplomado un 85%, las ventas digitales de música han caído un 25%, el sector discográfico ha perdido un 65% de su facturación y las salas se han dejado en la pandemia un 95% de sus ingresos. Una suma, un cataclismo, gravado por situaciones como la expresada por Lluís Torrents, presidente de ASSAC (Asociación de Salas de Conciertos de Cataluña) al asegurar en la presentación del Anuari que “con la mayor parte de las salas cerradas desde marzo seguimos pagando el impuesto de recogida de basuras y el de Actividades Económicas”. Y que seguirá continuando porque, pese a lo que se anunció, las salas de conciertos no reabrirán este lunes, como si lo harán los cines, teatros y auditorios, al 50%, tras quedar al margen de las medidas publicadas en el DOGC de este sábado con los puntos de la desescalada.

Los datos son más duros considerando que el sector venía recuperándose de la anterior crisis económica, y por ejemplo la música en directo había alcanzado en 2019 su mayor facturación en la última década, unos 91 millones de euros, así como las ventas de discos. La pandemia ha supuesto una vuelta a una casilla de salida probablemente más retrasada de la que estableció la última crisis económica.

Por lo demás, el Anuari confirma el aumento del consumo de músicas urbanas, las favoritas entre los más jóvenes (entre 14 y 19 años), que YouTube es el canal escogido por la mayoría para consumir música y que, dato curioso, a pesar de lo antedicho, un medio tradicional como la radio sigue siendo el preferido para descubrir nuevos artistas.

También se ha estabilizado el consumo de la música en lengua catalana y se ha registrado un leve descenso de asistencia a los grandes festivales. Sin embargo, la paridad entre mujeres y hombres sobre los escenarios ha aumentado de manera notable.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción