Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

¿Se están produciendo reinfecciones de covid-19?

Más del 90% de personas desarrollan anticuerpos tras padecer la infección pero no sabemos bien su duración ni la cantidad necesaria para afirmar que la persona está protegida

Un profesional sanitario realiza una prueba de antigenos.
Un profesional sanitario realiza una prueba de antigenos.Albert Garcia (EL PAÍS)

En las últimas semanas se han descrito algunos casos de reinfecciones de covid-19 en diferentes países. Personas que vuelven a dar positivo en un test PCR semanas después de haber superado la enfermedad y de tener un resultado negativo en uno o varios tests PCR realizados algunas semanas tras la infección. En algunos casos, estas personas vuelven a tener síntomas, y en otros casos son asintomáticas. Este hecho ha despertado el interés de la comunidad científica y ha generado dudas y preocupaciones en la ciudadanía. Una de las esperanzas, hasta que se disponga de vacunas y tratamientos específicos, es que las personas que han padecido la enfermedad generen anticuerpos y, por tanto, sean inmunes. Sin embargo, la detección de posibles reinfecciones suscita la duda. ¿Todas las personas que padecen covid-19 generan inmunidad? ¿Cuánto tiempo dura la protección generada por la inmunidad natural? El haber padecido la infección probablemente no es una garantía de protección frente a nuevos contagios.

El número de casos de reinfecciones documentados es muy escaso. Hasta el 21 de septiembre, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades señalaba seis casos publicados en revistas científicas en Hong Kong, Estados Unidos, Bélgica, Ecuador e India. También se han comunicado casos en Holanda y España pero están en investigación. El primer caso recogido por la literatura científica es el de un paciente de Hong Kong, que dio positivo 142 días después de su primera infección y tras dos PCR negativas. En los otros cinco casos, los intervalos fueron de 48, 63, 93, 108 y 111 días. Todos los casos descritos son adultos jóvenes y presentaron formas clínicas leves o asintomáticas. Solo un paciente requirió hospitalización en el segundo episodio.

Sabemos que más del 90% de personas desarrollan anticuerpos después de padecer la infección por SARS-CoV-2 pero aún no conocemos bien su duración ni la cantidad necesaria de anticuerpos para afirmar que la persona está protegida. Estudios recientes muestran que el nivel máximo de anticuerpos se alcanza a las 3-4 semanas de la infección y que permanecen estables hasta 4 meses después. La magnitud de la respuesta inmune se asocia a la gravedad de la infección, con niveles de anticuerpos más elevados en las personas que han tenido una covid-19 grave. Por contra, las personas con formas leves o asintomáticas tienen niveles más bajos y de más corta duración, lo que podría explicar la aparición de reinfecciones en los casos descritos. Sin embargo, nos enfrentamos a un virus nuevo, y es necesario que transcurra más tiempo para conocer con precisión las características de la respuesta inmune.

Es importante señalar que el simple hecho de que la PCR se negativice después de la infección y luego vuelva a ser positiva no implica que esta persona se haya reinfectado. ¿Qué criterios se requieren para diagnosticar una reinfección? Tanto el primer episodio como el segundo deben estar confirmados por una PCR positiva. Asimismo, debe haber un periodo de tiempo entre el primer y segundo episodios en el que la persona esté libre de síntomas y con una PCR negativa entre ambos episodios. Además, se debe realizar una secuenciación completa del virus del primer y del segundo episodios. La PCR se limita a detectar la presencia de material genético del virus, mientras que la secuenciación completa realiza una fotografía del código genético del virus. Si la secuenciación demuestra que el SARS-CoV-2 detectado en el segundo episodio tiene un código genético diferente al del virus del primer episodio, estamos delante de una reinfección. Si el código genético es idéntico, se trataría del mismo virus, lo que indicaría que aún se detectan restos del material genético del virus que ha causado la primera infección y que es posible que los síntomas actuales se deban a otra causa.

Las reinfecciones ocurren con frecuencia con otros coronavirus estacionales, los que causan el resfriado común, y sabemos que estudios realizados con el SARS-CoV-1 o el MERS muestran una duración de la inmunidad natural de unos dos años. Quizás, la duración de esa inmunidad natural generada por haber padecido la covid-19 tenga fecha de caducidad. Recordemos, de nuevo, que este virus es un recién llegado y habrá que continuar realizando seguimiento a miles de pacientes y el tiempo lo dirá.

Magda Campins es jefa de Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d’Hebron.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción