La Generalitat entrará en el Consorcio de la Zona Franca

El cambio en la gobernanza del motor logístico hace parte del pacto de presupuestos de ERC y el Gobierno

Sede del Consorcio de la Zona Franca, en Barcelona.
Sede del Consorcio de la Zona Franca, en Barcelona.Europa Press (Europa Press)

La Generalitat participará en el Consorcio de la Zona Franca, donde actualmente coinciden el Gobierno central y el Ayuntamiento de Barcelona. Es uno de los puntos incorporados al acuerdo presupuestario sellado entre ERC y el Gobierno de Pedro Sánchez. Los republicanos consideran una anomalía el hecho de que el Ejecutivo catalán no se siente en el consejo de administración del organismo, propietario de uno de los mejores terrenos existentes en el área metropolitana de Barcelona, a caballo del puerto y del aeropuerto, e impulsor de algunos proyectos empresariales e inmobiliarios de la ciudad.

La integración de la Generalitat surtirá efecto una vez se modifiquen los estatutos de la entidad, que supondrán la incorporación de dos consejeros en nombre de la Generalitat, que también ocupará la vicepresidencia segunda de la entidad. La presidencia seguirá recayendo en la persona que ocupe también el Ayuntamiento de Barcelona, si bien el mayor cargo, el de delegado especial del Estado para la Zona Franca (ahora Pere Navarro), siempre lo ocupa alguien designado por el Gobierno central, y que acostumbra a haber pasado por las filas del PSC o del PP, en función del partido que controle en ese momento Moncloa.

El Consorcio es ahora un agente clave en los planes industriales de Cataluña, al contar entre los terrenos de su propiedad los que ocupa el fabricante japonés de vehículos Nissan, que el verano pasado anunció su marcha. Eso ha puesto en el escaparate una gigantesca pastilla de suelo pero también es una señal del peligro que corre la industria catalana si no da un paso adelante y se transforma. El Consorcio, junto a los gobiernos español y catalán buscan una alternativa que permita mantener los 3.000 empleos directos que genera la planta de Nissan.

Además, el Consorcio es una máquina recurrente de generar beneficios gracias a las rentas que generan sus terrenos y edificios en alquiler, aunque también cuenta con recurrentes inyecciones dinerarias procedentes de los Presupuestos. El próximo año prevé ganar 8,6 millones de euros, que prevé destinar a promoción económica además de otros 26,9 millones que se invertirán. La entidad espera alcanzar una cifra de negocio de 56 millones. El presupuesto fue aprobado ayer por plenario de la entidad.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS