Colau admite que no podrá hacer todas las obras previstas en los distritos

La cobertura de un segundo tramo de la ronda de Dalt no se hará este mandato

Obras para cubrir de la Ronda de Dalt, en Barcelona.
Obras para cubrir de la Ronda de Dalt, en Barcelona.albert garcia

El Gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, presentó este jueves el Plan de Acción Municipal (PAM) “extraordinario de respuesta a la pandemia”. El documento conjuga el PAM ya previsto a comienzos de año, con las decisiones tomadas en el Pacto por Barcelona que el gobierno, partidos y agentes económicos y sociales (no todos) pactaron en verano para reactivar la ciudad.

El resultado es que mientras esta adaptación del PAM contempla inversiones millonarias, también permite observar que algunos proyectos previstos en los distritos no se harán. El caso más relevante es la segunda fase de la cobertura de la ronda de Dalt, entre el instituto Vall d’Hebron y Vallcarca.

Más información

En otros casos, obras que se contemplaba ejecutar, se quedan en el proyecto (Torre Garcini). Otras, no salen (Rambla del Carmel). Sí aparecen proyectos que se arrastran de varios mandatos atrás y siguen pendientes: las reformas de La Rambla o la Via Laietana (Ciutat Vella), la transformación de La Model (Eixample), la pacificación de la Meridiana (entre Nou Barris y Sant Andreu) o la biblioteca de Sarrià.

El concejal de Presidencia y Presupuesto, Jordi Martí, subrayó el gasto previsto en un contexto de caída del PIB y aumento del paro y la pobreza. “A diferencia de la crisis del 2008 hay recursos públicos y no pocos”, dijo y destacó que el gasto corriente crece un 11% (hasta 9.500 millones en cuatro años) y las inversiones un 25% (2.277 en cuatro años). “Es inversamente proporcional a la caída de la economía”, señaló sobre unas cifras que dependen de la aprobación de los presupuestos municipales y de los generales del Estado. Martí destacó que los proyectos previstos deben tener un efecto tractor, de mejora de la economía, el empleo y el entorno.

Pero a la pregunta de si la situación económica dejará proyectos en el cajón, Martí admitió que no se podrá hacer todo y algunos se aplazarán. “La lista de lo que los distritos han decidido posponer no la tengo”, precisó. Pero sí explicó cuál ha sido el criterio a la hora de decidir qué se ejecutará y qué no: priorizar “las iniciativas que tienen un impacto más importante en términos sociales y ambientales”. “Para comprar con el mandato pasado, hemos pasado de la perdigonada a disparar propuestas más contundentes”, defendió.

Sobre el caso de la cobertura de la Ronda de Dalt, la segunda fase no aparece en el PAM y en cambio se compromete a realizar el “estudio y anteproyecto de la tercera fase”, para lo que se pedirán fondos a la Unión Europea. La aprobación definitiva del PAM extraordinario está prevista para el pleno de febrero.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción