Trapero restituye a la cúpula cesada por el artículo 155

El mayor de los Mossos recupera a Ferran López de número 2 y a Joan Carles Molinero en la cúpula del cuerpo

El mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero.
El mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero.Kike Rincón (Europa Press)

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, ha restituido como su número dos al comisario Ferran López, que le sustituyó durante la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ha elevado a la cúpula del cuerpo a Joan Carles Molinero, que ya le acompañó en su anterior etapa al frente de la policía, así como a Miquel Esquius.

Según ha informado este viernes la policía catalana, Trapero, que fue restituido al frente de los Mossos el pasado 12 de noviembre, tres años después de ser destituido por el 155 y una vez fue absuelto en el juicio por rebelión en la Audiencia Nacional, ha remodelado la estructura de mando del cuerpo, en que por primera vez una mujer, la comisaria Marta Fernández, dirigirá la comisaría general de investigación criminal.

El comisario Eduard Sallent, que asumió el liderazgo de los Mossos en junio de 2019 y comandó el cuerpo hasta la restitución de Trapero, ha sido nombrado a petición propia nuevo responsable de la región policial metropolitana norte de Barcelona.

Más información

Una vez ha sido restituido al frente de los Mossos, Trapero ha recuperado como número dos a uno de los comisarios de su máxima confianza en su anterior etapa, Ferran López, que dirigió a los Mossos durante el 155 y que en todo el proceso judicial que ha afrontado el mayor ha sido uno de los mandos que más le ha apoyado.

En el nuevo diseño de la Prefectura de los Mossos, liderada por el mayor y con López de número dos, se incorporan otros dos comisarios: Miquel Esquius, que sustituyó a López cuando fue apartado de la dirección de los Mossos una vez Quim Torra fue investido presidente de la Generalitat tras el 155, y Joan Carles Molinero, que ya estaba en la cúpula en la anterior etapa de Trapero y que actualmente se encargaba de la división de Movilidad. Además, Molinero, que junto a López arropó a Trapero en su proceso judicial en la Audiencia Nacional, asume también las funciones de portavoz uniformado del cuerpo, una figura que en la última etapa de Sallent había quedado vacante.

Tanto López como Molinero apuntalaron en sus testificales en el juicio a la cúpula del procés en el Tribunal Supremo la versión de Trapero de que la cúpula de los Mossos pidió al expresidente Carles Puigdemont que desconvocara el 1-O por el riesgo de enfrentamientos y que se pusieron a disposición de las autoridades judiciales para detener al ejecutivo catalán tras la DUI del 27 de octubre de 2017.

En la remodelación que ha acordado Trapero, el comisario David Boneta continuará ejerciendo las funciones de jefe de la comisaría superior de coordinación territorial, mientras que el comisario Rafael Comes, hasta ahora jefe de la comisaría general de investigación criminal, asumirá las funciones de jefe de la comisaría superior de coordinación central.

Al frente de la comisaría general de investigación criminal, Trapero ha situado por primera vez a una mujer, la comisaría Marta Fernández, que hasta ahora era la subjefa de esta área.

Además de la remodelación de la cúpula del cuerpo, donde Trapero se ha vuelto a rodear de su vieja guardia, el mayor también ha impulsado cambios en otros ámbitos de mando, de forma que la comisaria Alicia Moriana, hasta ahora subjefa de la región policial metropolitana norte de Barcelona, ha sido nombrada jefa de la Escuela de Policía de Cataluña.

Por su parte, el comisario Joan Portals dejará la jefatura de la región policial metropolitana sur para ejercer como nuevo responsable de la comisaría general de Movilidad, en sustitución de Molinero, mientras que el intendente Miquel Hueso ha pasado de jefe a subjefe de la comisaría general de recursos operativos.

Otro de los cambios afecta al intendente Jordi Dalmau, que ha sido ascendido a jefe de la región policial de Ponent, de la que hasta ahora era subjefe, así como al inspector David Ruiz, hasta ahora jefe de la comisaría de Rubí (Barcelona), que a partir de ahora será jefe del área de Escoltas.

Además, el intendente Daniel Pérez dejará la jefatura del área del Grupo Especial de Intervención (GEI) para ejercer como subjefe de la comisaría superior de coordinación central, mientras que el subinspector Anselm Pasquina le sustituirá al frente del GEI, donde ya era subjefe.

Por su parte, el comisario Josep Lluis Rossell, hasta ahora jefe de la región policial central, será el nuevo máximo mando de la comisaría general de recursos operativos, mientras que el comisario Xavier Creus, adscrito hasta ahora a la Prefectura, ha sido destinado como subjefe de la región policial de Girona.

La remodelación también afecta a la comisaria Cristina Manresa, que dejará de liderar la comisaría superior de coordinación central para ejercer como jefa de la región policial central, mientras que el intendente Joan Carles de la Monja será el nuevo subjefe de la región policial metropolitana sur.

Además, el comisario Joan Figuera será el nuevo jefe de la región policial del Pirineo Occidental, el intendente Antoni Sànchez irá como subjefe a la región policial metropolitana sur, y el intendente Antoni Rodríguez será el nuevo subjefe de la comisaría general de investigación criminal, que estará dirigida por el intendente Ramon Chacon.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción