Crisis del coronavirus

Barcelona contactará con 70.000 personas mayores sin teleasistencia

La campaña ¿Cómo está? persigue detectar situaciones de soledad no deseada y sufrimiento en el contexto de la pandemia de coronavirus

Una imagen de unos teleoperadores del Ayuntamiento de Barcelona. / Ayuntamiento de Barcelona
Una imagen de unos teleoperadores del Ayuntamiento de Barcelona. / Ayuntamiento de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona llamará entre este mes y el próximo marzo a los 70.000 barceloneses de la ciudad que tienen entre 70 y 84 años, y que no son usuarios de la teleasistencia ni otros servicios municipales para mayores. El objetivo de la campaña, que lleva por nombre ¿Cómo está? es detectar situaciones de soledad no deseada y sufrimiento en el contexto de la pandemia de coronavirus. Con las llamadas, se les informará también de la oferta municipal para la tercera edad.

Más información

La concejal de Salud, Gemma Tarafa, explicó ayer que con la campaña el consistorio espera “llegar a todas” las personas de más de 70 años que viven en la ciudad, unas 350.000, ya que prácticamente 65.000 de esta franja de edad y todos los que superan los 84 son usuarios de algún servicio para mayores, la mayoría de la teleasistencia.

El proyecto ¿Cómo está? tiene un coste aproximado de 150.000 euros (a cargo del fondo Covid municipal) y es uno de los cinco relacionados con la tercera edad que presentaron Tarafa y Joan Ramon Riera, concejal de Infancia, Juventud y Personas mayores con discapacidad.

Además de atender emocionalmente y dar a conocer servicios a estas 70.000 personas y derivar a las que lo necesiten, esta campaña, realizada por voluntarios de entidades, servirá para que el Ayuntamiento recabe información “objetiva” del estado de ancianos con los que ahora no tiene vínculo a través de los servicios sociales.

Tarafa destacó que la primera ola de la pandemia, además de afectar con mayor virulencia a las personas mayores —la media de edad de los infectados fue de 67 años y el 85% de los fallecidos tenía más de 85—, ha provocado que muchas de ellas se hayan confinado y esto ha impactado en la salud mental y sobre el estado cognitivo, motor y funcional de estas personas.

Por su parte, Riera puso énfasis en que más importantes que las 16 preguntas que formularán las personas encargadas de estas miles de llamadas es que será “escucha activa” y sabrán derivar a las personas si es preciso.

Con la intención de respetar la privacidad, las 70.000 personas recibirán primero una llamada automática preguntándoles si quieren que alguna persona los llame para saber cómo se encuentran. En caso de respuesta afirmativa, la llamada personal la harán profesionales formados.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50