MERCADO INMOBILIARIO

Los precios del alquiler se mantuvieron tras el primer confinamiento en Barcelona

Los datos de la Generalitat muestran el parón durante el primer confinamiento y cómo los contratos se recuperaron en el tercer trimestre

Anuncios de pisos de alquiler en Barcelona.
Anuncios de pisos de alquiler en Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

El primer asalto del coronavirus, que confinó a la población y paralizó la economía, golpeó el mercado de alquiler, con una caída de los contratos a la mitad en el segundo trimestre del año, según la Generalitat. Los datos del tercer trimestre apuntan a una recuperación en el número de contratos y a una estabilización de los precios en Barcelona y el resto de Cataluña. El impacto de la regulación del precio de los alquileres se verá en los datos del cuarto trimestre.

Según los datos publicados ayer por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad, obtenidos de las fianzas depositadas en el Incasòl, muestran como entre enero y septiembre, el número de contratos cayó un 25% en el conjunto de Cataluña y un 20% en la ciudad de Barcelona. Los porcentajes se explican por el segundo trimestre (abril, mayo y junio), cuando las cifras bajaron a la mitad de las registradas entre enero y marzo al estallar la pandemia. En Cataluña ese primer trimestre las cifras cayeron de 36.300 a 21.000 contratos; y en Barcelona, de 11.400 a 5.800.

Más información

En cambio, durante el tercer trimestre (julio, agosto y septiembre) y pese a ser habitualmente meses de menor actividad inmobiliaria, el mercado recuperó la actividad y registró incluso un aumento de contratos respecto al primer trimestre. Se firmaron 39.000 en el conjunto de Cataluña y 11.000 en el caso de Barcelona. El comportamiento de los precios del alquiler, en cambio, fue mucho más calmado. Los precios se mantienen estables con una ligera tendencia a la baja que comenzó justo hace un año, a finales de 2019.

En el caso de Barcelona, fue el último trimestre cuando los precios de media en la ciudad cayeron por debajo de la barrera de los mil euros. El cuarto trimestre se situaron en 995 euros, el primero de 2020 en 980, el segundo en 949 y el tercero, de nuevo 980. El repunte de precios del tercer trimestre se produce habitualmente, fruto de la presión de la demanda que se reactiva pasado el verano, apunta el departamento de Territorio y Sostenibilidad.

Es importante remarcar, con todo, que estos precios pueden estar afectados también por la moratoria en el depósito de la fianza que se produjo durante el primer confinamiento. La pandemia no será, en cualquier caso, el único elemento que habrá sacudido el mercado del alquiler en 2020: porque a mediados de septiembre entró en vigor la regulación de precios en las mayores 60 poblaciones de Cataluña. Una novedad sobre la que se verá el impacto (tanto en número de contratos como en calibre de las caídas que se hayan podido producir) en los datos del cuarto trimestre (de octubre a diciembre).

Las impresiones de portales y expertos consultados en un primer momento apuntaban a dos fenómenos. Uno, caída de contratos debido al parón derivado del shock en el mercado tras la nueva regulación. Y dos, descenso de precios que las fuentes oficiales cuantificarán con los datos de las fianzas depositadas entre octubre y diciembre.

Respecto a los precios en el resto de Cataluña en lo que va de año, muestran la tendencia a la contención iniciada también a finales de 2019. Si el precio medio había tocado techo en el tercer trimestre, con 755 euros, el primer trimestre de 2020 se situó en 737 euros; el segundo en 722; y el tercero remontó hasta 745. Las medias de precio provinciales en lo que va de año son las siguientes: 812 euros en Barcelona, 556 en Girona, 492 en Tarragona y 420 en Lleida.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50