La residencia de Tremp suma seis nuevas muertes y ya son 40 los fallecidos

El coronavirus sigue descontrolado en las instalaciones del geriátrico, que tiene 90 internos infectados

Entrada de la residencia de Tremp afectada por el brote de coronavirus.
Entrada de la residencia de Tremp afectada por el brote de coronavirus.Javier Martín

El foco de coronavirus detectado en una residencia de la tercera edad en Tremp (Pallars Jussà) sigue causando graves estragos. En las últimas horas otras seis personas han fallecido, lo que eleva el número de muertes hasta las 40. Hay, además, otros 94 internos infectados, a los que cabe sumar más de 40 trabajadores del centro, también enfermos.

La Generalitat mantiene la intervención que ordenó el pasado 28 de noviembre para tratar de atajar el descontrol que se vivía dentro del geriátrico, pero la maniobra ha aportado resultados escasos. En los últimos seis días, las muertes se han duplicado y la evolución del virus en la residencia continúa muy amenazante. La crisis sanitaria que sufre el geriátrico Sant Hospital de Tremp ha colapsado el centro. Más de la mitad del personal ha enfermado y el refuerzo ordenado por la Generalitat no alcanza para cubrir la demanda de servicios.

Más información
Solo un anciano libre de covid en una residencia en Tremp
La Generalitat interviene una residencia de Tarragona tras detectar más de un centenar de ancianos con covid-19
La alcaldesa de Tremp: “Nos enteramos de que la situación es dramática en la residencia por alguien externo al centro”

El brote se detectó el 19 de noviembre y no fue hasta una semana y media después que el Departamento de Salud relevó de la gestión a la Fundació Fiella, entidad propietaria del geriátrico y que está vinculada a la Iglesia católica mediante el Obispado de Urgell. Al ordenarse la intervención el brote ya afectaba a 150 personas: 120 residentes y 30 trabajadores. La alcaldesa de Tremp, Maria Pilar Cases (ERC), criticó públicamente la lenta reacción ante los primeros indicios del grave contagio y la nula información que facilitó la residencia al Consistorio, pese a que la situación era “dramática”.

El Sant Hospital es la residencia de referencia en el Pallars, con 150 plazas disponibles, parte de ellas concertadas. Los usuarios que no tienen una plaza concertada pagan de 1.400 a 1.500 euros al mes, según cuentan las familias. Tras la intervención, asumió la dirección de la residencia Gestió de Serveis Sanitaris (GGS), una empresa pública adscrita al Servicio Catalán de Salud. Es la misma empresa que gestiona el Hospital Comarcal del Pallars, que está pegado al geriátrico.

El descontrol del contagio en el centro de ancianos ha repercutido en la atención que presta el Hospital Comarcal, próximo a la saturación. Al menos nueve abuelos de la residencia están ingresados en el centro sanitario y, para liberar camas, ha sido menester habilitar un albergue municipal y trasladar allí a una docena de pacientes de larga estancia. Con la medida se busca dotar de capacidad al hospital ante la creciente demanda de ingresos que ha suscitado el brote de la residencia y la propagación de la covid 19 por entre los vecinos de Tremp.

La formación En Comú Podem ha criticado que, en días anteriores, se permitiera el traslado de internos del geriátrico de Tremp hacia otras residencias próximas, caso de Guissona y la Pobla de Segur. Eran, en principio, abuelos que no presentaban síntomas de covid, pero que, al menos tres de ellos, han terminado dando positivo lo que, según denuncia En Comú Podem, ha multiplicado el riesgo de propagar el contagio por otras residencias. La formación también reclama “medidas urgentes” y “contratación de más personal” para dar respuesta a la urgencia que se ha desencadenado en el geriátrico de Tremp y en el Hospital Comarcal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS