El Gobierno catalán defiende no endurecer las restricciones porque las vigentes ya son “muy drásticas”

Budó evita pronunciarse sobre una posible modificación y dice que las limitaciones en Cataluña son superiores a las de cualquier comunidad autónoma

La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática de este martes.
La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática de este martes.Europa Press

La Generalitat ha rechazado este martes las críticas de los médicos por mantener las limitaciones para luchar contra la covid vigentes desde el día 21 y no haberlas incrementado para poder atajar las actuales cifras epidemiológicas. “Las medidas vigentes en Cataluña son muy drásticas, mucho más que en cualquier territorio de España”, ha asegurado la consejera de la presidencia y portavoz del Govern al acabar la reunión semanal del Ejecutiuvo catalán.

Más información
La Generalitat cierra La Cerdanya y el Ripollès ante el avance del virus
Cataluña evita nuevas restricciones pese al aumento de la presión hospitalaria
Navidad en calma tensa en los hospitales

Budó ha recordado que sigue vigente el toque de queda de 22 a 6 horas, así como el confinamiento comarcal diario y el de Cataluña, el cierre del Ripollès y la Cerdanya, además de las restricciones en los horarios de la restauración y en el aforo de los centros comerciales. Ha obviado que, por ejemplo, se han permitido reuniones familiares en Navidad de hasta diez personas y que el toque de queda para Nochevieja se alargará hasta las 1,30 horas, mientras en otras comunidades es más limitado.

“No hemos de fijarnos en la excepción, sino en la norma”, ha insistido Budó, que ha exculpado al consejero de Interior, Miquel Sàmper, por insinuar horas antes del Procicat de este lunes que se iban a endurecer unas medidas que después se mantuvieron. “Dijo que estaba sobre la mesa esa opción, nunca la negó”, ha insistido Budó. Por ello ha recordado que las medidas vigentes son las que decidió el Procicat, “donde están las autoridades sanitarias” y se ha negado abiertamente a aventurar si se van a endurecer las restricciones antes de final de año. “No quiero especular”, ha dicho.

El jefe de medicina preventiva del Hospital Clínico, Antoni Trilla, y el presidente del Colegio de Médicos de Cataluña, Jaume Padrós, han verbalizado hoy la necesidad de endurecer las medidas en sendas entrevistas radiofónicas. Padrós escribió ayer en Twitter: “No lo entiendo. El número de contagios y hospitalizaciones no para de crecer. Es necesario reducir los contactos ya. Hacen falta medidas más contundentes y efectivas para frenar la pandemia. De cara a fin de año pido reducir drásticamente la movilidad y a los ciudadanos la máxima responsabilidad”. El expresidente de la Generalitat Quim Torra retuiteó ese apunte. Al ser preguntada hoy, Budó ha respondido: “Gobernamos respetando todas las críticas”.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS