El alcalde de Riudoms (Tarragona) se vacuna de manera irregular con las dosis de una residencia

Sergi Pedret (Junts) alega que se puso la inyección para evitar que la dosis terminara malbaratándose

Una dosis de la vacuna, en una imagen de archivo.
Una dosis de la vacuna, en una imagen de archivo.Sergio G. Cañizares (EFE)

El alcalde de Riudoms (Tarragona), Sergi Pedret (Junts per Catalunya) aprovechó el proceso de vacunación a los abuelos del geriátrico del pueblo para recibir, él también, la dosis de inmunidad frente a la Covid19, tal como ha reconocido él mismo en un comunicado este miércoles. Pedret tiene 37 años y es empresario del sector de los componentes hidráulicos. No entra, pues, en ninguno de los grupos preferenciales para la administración de la vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, según ha alegado, recibió la vacuna para evitar que la dosis se echara a perder. En la misma ronda de pinchazos también se puso la vacuna un concejal de su equipo de gobierno.

El País ha tratado de ponerse en contacto, sin éxito, con el alcalde. Él mismo ha publicado una nota explicativa en sus redes sociales para, dice, tratar de prevenir “la posible interpretación interesada que alguien pueda hacer”. Pedret argumenta haber estado en contacto “directo y habitual” con la residencia geriátrica de Riudoms, “para ayudar y coordinar con el Ayuntamiento todas las tareas que se han llevado a cabo para hacer frente a la pandemia”, justifica. Fue así como conoció que el martes se iba a proceder a vacunar a los abuelos y cómo se enteró que “unas dosis se tendrían que tirar”, puesto que algunas vacunas programadas no se iban a poder suministrar.

Alega que fue el propio equipo sanitario de coordinación de la vacunación quien propuso que, antes de malbaratar las vacunas, bien merecía la pena aprovecharlas. “Me pidieron que yo recibiese la vacuna”, afirma Pedret. La misma propuesta se trasladó al cura de Ruidoms pero no tenía disponibilidad. Por ello, como alternativa se ofreció a un concejal que tiene participación directa en la gestión de la crisis sanitaria.

“Seguí las indicaciones que en todo momento recibí por parte de los responsables de la vacunación en la residencia”, asegura el alcalde. “No soy quien para decidir a quién se vacuna o no”, abunda. “Y menos aún para negarme al ofrecimiento de una vacuna, ante la posibilidad que esa dosis se termine tirando”, argumenta. “Los que me conocéis sabéis que en el día a día al frente del Ayuntamiento solo me mueve estar al servicio de Riudoms y de su gente”, termina indicando Pedret.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción