La Rambla tendrá una emisora de radio en un quiosco en desuso

La reforma integral del paseo y la eliminación de las antiguas pajarerías, sin fechas de ejecución

La Rambla desierta en una noche tras el toque de queda.
La Rambla desierta en una noche tras el toque de queda.ALBERT GARCIA

La Rambla de Barcelona tendrá una emisora de radio en uno de los quiscos de flores en desuso. Ràdio Rambles emitirá en colaboración con la red de Radios Comunitarias y empezará a caminar en 2021 dentro del plan de reforma del paseo central de Barcelona. Una transformación que sigue sin tener plazos ni fechas. Lo mismo ocurre con la desaparición de las antiguas pajarerías, reconvertidas en tiendas de souvenirs para turistas.

Ràdio Rambles no será una emisora radiofónica al uso. No hay que pensar en una emisión radiofónica convencional, con presentadores de programas. El proyecto que se impulsa, que saldrá a concurso público, quiere dar voz a entidades e instituciones del territorio. La radio empezará a emitir en febrero, según los planes del ayuntamiento, y quiere ser un espacio de encuentro “y de socialización de experiencias”. Será una radiomóvil con la que colaborará la cadena municipal de televisión Betevé.

La iniciativa de la radio forma parte de la estrategia de dinamización cultural que se pretende en el paseo central de la ciudad, del que el barcelonés, en general, y en particular sus vecinos del barrio, se sienten profundamente desapegados por la masificación turística que ha sufrido hasta la pandemia. Además de Ràdio Rambles, el consistorio quiere habilitar diversos espacios en el paseo, a los que denomina ágoras, con actividades culturales de proximidad. La Àgora Infantil estará dinamizada por la Biblioteca Andreu Nin en la zona del Pla del teatre. La Àgora Flors quiere desarrollar un proyecto formativo en torno a las flores y la Àgora Musical acogerá actuaciones musicales en la plaza Reial en las que intervendrán entidades e instituciones musicales del entorno.

El consistorio quiere que La Rambla sea el escenario de acontecimientos de ciudad para dinamizarla. De momento, el plan de reforma integral, que supone una transformación de todo el paseo desde Colón a plaza de Catalunya, está previsto que se apruebe en febrero. No hay previsión de fechas de su arranque —depende de los presupuestos— y solo se ha planificado que la primera fase será la más próxima a Colón.

Tampoco hay fecha aproximada de cuándo se podrán eliminar del paseo los 11 puestos que hace años eran las antiguas pajarerías y que a principios de 2000 se sustituyeron por unos quioscos —de importantes dimensiones y con un impacto notable— en los que se venden souvenirs, helados o gofres con una licencia que sigue siendo de pajarería, una actividad que se prohibió por ley a principios d

Más información

el milenio.

El Ayuntamiento, sin embargo, cree que el fin de ese largo capítulo está más cerca. El consistorio anuló ya el convenio por el que permitió el cambio de actividad sujeto a la antigua licencia de Mercados como pajarerías, algo que fue recurrido a los tribunales por los titulares de los quioscos. La regidora de Comercio, Montserrat Ballarín, explicó ayer que para su eliminación hay que aprobar el proyecto ejecutivo de supresión de esos espacios, modificar la ordenanza de Mercados que los sigue amparando y, lo que es más peliagudo, negociar con los afectados la indemnización. Por eso, nadie se atreve a poner fecha.



Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción